Review Supernatural: Proverbs 17:3

Review Supernatural: Proverbs 17:3

Este es un episodio muy similar al anterior, donde hacemos un repaso por otro monstruo semanal, que al igual que la semana pasada no es tan monstruo como parece; vivimos de cerca las posibilidades del futuro de nuestros personajes a través de las pesadillas de Sam y asistimos al regreso de un personaje antiguo en una trama relacionada con la literatura de Chuck.

Segundo episodio consecutivo donde los monstruos no son tan malos y prefieren morir a continuar siendo monstruos peligrosos para los demás. No sé si Chuck el guionista quería hacer aquí una metáfora o no, pero si tal como dice Lilith la idea es que los Winchester vean a dos hermanos matándose entre si, creo que también deberíamos asumir que los espectadores no sólo vemos a dos hermanos matándose entre si, sino que desde la muerte de Rowena llevamos tres episodios donde algún personaje elige ofrecer su propia vida si con ello salva la de los demás. Espero que éste no sea el trágico destino de ninguno de los hermanos, pero algo me dice que por ahí irá la trama del final de la temporada y la serie.

Y si hablamos de sacrificios hechos por el supuesto bien mayor, pues algo así es también lo que hizo Lilith en la cuarta temporada, permitiendo que la matasen para así liberar a Lucifer de la jaula. Me gusta que hayan vuelto a traer a Lilith, si seguimos así, supongo que veremos también al demonio de ojos amarillos y quizás a otros personajes menores como los leviathan o cualquiera sabe qué. No me parece mala idea esto de tirar de nostalgia en una última temporada, es algo que sabíamos que iban a hacer y que hayan traído de vuelta a Litith es un gran regalo para los espectadores, aunque su propósito sólo haya sido el de refrescarnos la memoria… porque el argumento del episodio tampoco es que haya sido muy bueno: Litih quería un arma, la coge y se va. Y ya está. Aunque al menos nos ha recordado que es Chuck quien mueve los hilos.

Los hermanos descubren que continuan sin ser libres y que pese a todo, Chuck sigue dominando sus vidas. Sam, por fin, le comenta a su hermano que es víctima de extrañas pesadillas en la que uno de ellos asesina al otro y descubre, o cree descubrir, que son visiones donde se les muestran los posibles finales que da Chuck a sus vidas, Sam cree que la bala con la que hirió a Dios creó un vínculo entre ambos según el cual puede leer su mente parcialmente, o al menos, leerla en lo que se refiere a él y a su hermano. Espero que sepan sacarle partido a esta idea y que esta lectura funcione en ambas direcciones o que Chuck no sepa que Sam le espía o que los guionistas lo aprovechen de algún modo para darle más sentido a la trama.

Puede que ahora los hermanos quieran matar a Dios… pero eso parece que es algo bastante complicado, sobre todo si tenemos en cuenta que el único arma que conocemos suficientemente poderosa ha sido derretida. Espero que los guionistas exploren alguna cosa nueva y que nos sorprendan, porque por el momento la temporada no está siendo muy mala… pero tampoco muy buena.

Mientras tanto Castiel continúa sin dar señales de vida… no sabemos si está enfadado con Dean, si simplemente sufriendo el dolor de la ausencia de Jack o si está planeando algo para derrotar a Chuck y conseguir un auténtico libre albedrío.

Autoreferencias encontradas en Proverbs 17:3, Supernatural 15×05.

    • Conocimos a Litith levemente en All Hell Breaks Loose, la season finale de la segunda temporada, si bien el desarrollo del personaje tuvo lugar durante la tercera y la cuarta.
    • En la pesadilla de Sam, vemos que Dean porta aún la marca de Caín, ese mal que soportó Dean durante la décima temporada y que estuvo a punto de acabar con él.

Comparte: