Pilotos: Servant

Pilotos: Servant

Hoy se ha estrenado la quinta serie de Apple TV+ tras su lanzamiento oficial hace cuatro semanas, al comienzo de noviembre. De tres de ellos ya os hablé en su momento y, a día de hoy, sigo semanalmente dos de esos tres, y pretendo ponerme al día con la que tengo pendiente. No obstante, Apple sigue su camino y nos presenta su nueva ficción, y os comento mis impresiones del episodio piloto de Servant.

En las plataformas oficiales de la compañía tenéis disponible, no solo el primer capítulo, sino otros dos más (el primero gratuito y para ver los otros es necesario suscribirse), como ya hicieran cuando lanzaron The Morning Show, See y For All Mankind; a partir de ahora, emitirán un episodio semanalmente hasta el final de temporada, que será con su décimo capítulo. Al contrario que estas ficciones mencionadas, Servant tiene una duración aproximada de media hora por entrega, mientras que las otras tres rondan los sesenta minutos, a veces superándolos o quedándose cerca de esa cifra de minutos.

Al frente del mismo está M. Night Shyamalan, responsable de multitud de producciones como Glass, Múltiple,  El Sexto Sentido, La Joven del Agua, Señales, El Bosque o El Protegido. El reparto lo forman Toby Kebbell (Black Mirror), Lauren Ambrose (Six Feet Under), Nell Tiger Free (Game of Thrones) y Rupert Grint (Harry Potter).

¿Y qué nos cuenta la serie? Pues nos traslada hasta Filadelfia, donde entramos en el hogar de una pareja que contrata a una niñera para hacerse cargo de su hijo recién nacido, mientras ambos trabajan. Suena todo normal y sin nada extraño, ¿verdad? A pesar de la apariencia de normalidad, podemos ver durante el desarrollo del episodio que algo no marcha bien, y que ese matrimonio no es tan feliz o cordial como debería. Todo queda más claro cuando descubrimos que, en realidad, su hijo falleció cuando solo tenía unos meses de vida, y Dorothy (Ambrose) entró en un estado catatónico, como consecuencia del trauma padecido por la muerte de su bebé, Jericho. Sean (Kebbell), por recomendación de la psiquiatra de su pareja, compró un muñeco híper realista, llamados Reborn, para mitigar el trauma de Dorothy y que, poco a poco, fuera recobrando la normalidad y que le sirviera de ayuda para ir aceptando, paulatinamente, que su hijo había muerto. Solo el hermano de ella, Julian (Grint) y su padre lo saben y, ahora, el matrimonio confía el secreto a la nueva niñera, Leanne (Tiger Free).

Pero claro, por si no tuviéramos suficiente con un matrimonio roto por el dolor, nos muestran que Leanne tampoco es la típica niñera, sino que tiene un comportamiento un tanto intrigante. Durante todo el episodio, la atmósfera pesada, triste y un poco “creepy” está presente y está muy bien llevada, y claro, no sería una producción de Night Shyamalan sin el típico “plot twist”, que no revelaré.

Las sensaciones que me deja el piloto son las de un thriller psicológico más que de terror como había leído en algún sitio. No da en absoluto miedo, sino que te transmite incomodidad durante toda su duración; apela más al mal rollo imperante en esa casa que a que la niñera sea una psicópata (que puede serlo, a saber) o que la casa encantada o algún elemento clásico del género de terror. Su corta duración hace que el episodio no sea excesivamente pesado de ver, pero sí que diría que, en ciertos puntos del piloto, la he visto falta de ritmo. No obstante, para valorarla mejor creo que lo más adecuado sería ver los siguientes dos, porque el piloto sí que te deja con ganas de más, pero me falta ver cómo se desarrolla para evaluar mejor el nivel de la serie.

Todo lo introducido en su piloto es interesante, pero en media hora no creo que sea suficiente para que te dé una idea clara sobre si te gusta o no. Un aliciente a seguir viéndola es precisamente el que ya he mencionado antes, no son episodios de una duración tan alta como los otros dramas de Apple, sino que en un rato puedes verlos y conformarte una opinión más fundamentada del nuevo producto de la compañía. Si sois fans de Night Shyamalan, creo que os puede llegar a gustar; en cambio, si no os va este tipo de producciones, mejor apostad por otras series o películas.

Comparte: