Pilotos: For All Mankind

Pilotos: For All Mankind

Tercer piloto que veo de Apple en cuestión de días, y lo cierto es que es el segundo que más me ha gustado, aunque con matices. See se lleva la palma, aunque de entrada no la situaría como una serie excelente, sino con el potencial para alcanzar cuotas entretenidas y quizá, en el futuro, ser una serie de referencia dentro del servicio streaming de la manzana, y For All Mankind puede ser otra que se aproxime, porque potencial tiene y la trama arranca interesante.

Imaginad que, en lugar de ser Neil Armstrong el que pisó por primera vez la superficie lunar, hubiera sido un soviético aleatorio. Pues con esta premisa parte la ficción de Apple, los rusos le han ganado la carrera espacial a los americanos, al menos de entrada. Rompiendo los esquemas que conocíamos de la historia de nuestro mundo abre el telón For All Mankind, por lo que todo lo que nos encontremos a partir de ahora será un what if, traducido, qué hubiera pasado si, en este caso, la Unión Soviética hubiera sido la primera en llegar a la Luna.

Quizá este punto de partida es lo que llama la atención de la serie, seguido del elenco que han reunido, ya que tiene un montón de caras conocidas de muchas otras ficciones, que a lo mejor no habían sido protagonistas en otras cadenas, pero que aquí están en primera línea. Todo lo que pueda pasar a continuación abre un abanico de posibilidades de lo más interesantes, y eso es lo que me hace que quiera seguir viéndola en el futuro. ¿Cuál es el problema? Dependerá de cómo lo gestionen.

Para empezar, el piloto es excesivamente largo para lo que nos cuentan. Supera la hora de duración, y a veces se hace pesado y algo lento. Divaga demasiado, y se pierde en matices que no los veo necesarios a estas alturas. Pretende presentar a toda una retahíla de personajes en algo más de sesenta minutos, algo bastante complicado cuando tienes un elenco tan extenso como en este caso. Confío en que la duración se reduzca en los próximos episodios, o que de hacerlos largos como el primero, sean bastante más entretenidos, porque con capítulos como el que abre la serie temo que se estanque y lo que pintaba como buena idea termine en agua de borrajas, como muchas otras series.

La otra nota que considero negativa, o al menos si no lo plantean bien, es el ego americano. Ya sabréis de sobra que los estadounidenses siempre suelen estar muy creciditos, y en todas sus series y películas, el amor a su país es, en muchas ocasiones, desmedido. No es malo querer a tu país, pero al nivel al que lo llevan los americanos es otro rollo. Pues pensad cómo se hubieran sentido al ver a un comunista adelantarles por la derecha en su gran sueño. El piloto nos muestra la desazón y el pesar de todos los involucrados en el programa espacial al ver que el soviético de turno ponía la bandera de la URSS en la Luna y ellos se quedaban con cara de tonto. Lo normal es eso, nos tienen que presentar a estos personajes que no conocemos y empezar a establecer una mínima conexión con el espectador para que vayamos empatizando con ellos y sus problemas. Pero lo que pasa es que se recrean mucho en el drama americano, en el todo mal porque los malvados comunistas les han superado en algo que deberían haber conseguido ellos antes. Si durante todo el desarrollo de la serie vamos a tener altas dosis de tratamiento del ego de los estadounidenses como en este piloto, puede llegar a ser insoportable para aquellos que no aguanten las costumbres de los ciudadanos del autodenominado referente del mundo libre.

Tiene puntos positivos, y puntos negativos, como todas las series, pero quiero creer que van a acabar pesando en la balanza más las cosas buenas que las malas, y si hacen eso, For All Mankind puede acabar siendo uno de esos productos que lancen a Apple hacia los puestos más altos dentro de la clasificación de los servicios streaming, o al menos, a ir abriendo camino para todas las ficciones que vendrán después, y que los espectadores empiecen a valorar a recién estrenada plataforma como una cadena a tener en cuenta.

Comparte: