Review Arrow: Leap of Faith

Review Arrow: Leap of Faith

Bueno, bueno. ¿Cómo se os ha quedado el cuerpo tras ese final? Yo sigo procesándolo, la verdad… Es decir, sabía que podría llegar a pasar, porque teniendo en cuenta que se nos viene la Crisis en Tierras Infinitas, conocía el material original y me imaginaba que era una posibilidad. Pero claro, uno espera que vaya a suceder, o bien a las puertas del crossover, o bien en el mismo evento. Pero es que han tenido los arrestos de meterlo ya, en la conclusión del tercer episodio de Arrow, que se está marcando el mejor arranque de temporada que ha tenido, y va camino de ser, quizá, la mejor temporada de su trayectoria. Vamos con Leap of Faith, dirigido, por cierto, por Katie Cassidy (Laurel).

Por partes. Hemos tenido tres focos principales de atención, la trama de Lyla y Dig, la del futuro, y la de Oliver en el presente. Empecemos con la del matrimonio Diggle, que no ha tenido demasiada chicha, pero sí que es gracioso ver ahora actuar a Lyla, sabiendo que conoce a Mar Novu y que podría estar implicada, de alguna forma, en los eventos que están por venir con la Crisis. También me ha gustado ver el impacto que ha tenido en John la aniquilación de Tierra-2, un soldado terrenal, al que todos estos eventos paranormales le superan, como hemos visto en todos los crossovers que ha participado, o incluso cuando Barry le lleva de un lado a otro con la súper velocidad y acaba echando el desayuno siempre. Diggle siempre ha sido alguien alejado de todas estas movidas de héroes con súper poderes, pero lo que se les viene encima va a requerir de todos y cada uno de ellos un esfuerzo enorme para afrontarlo. No en vano, estamos hablando del final de las cosas tal y como las conocemos. Se nos advirtió al final de Elseworlds, recuperando una de las frases más míticas del cómic original: Mundos vivirán, mundos morirán, y el universo DC no volverá a ser el mismo. Dig estará, suponemos, en Crisis, y tendrá su rol dentro de todo ello, supongo que menor en comparación con Oliver, por ejemplo, pero va a ser importante para los acontecimientos en los que estará involucrado su hermano, estoy convencido de ello.

Sobre la misión de ambos, hemos visto la primera vez que John y Connor se encuentran, al ir a rescatar a la mujer de Ben Turner y a su hijo de un criminal que les tenía secuestrados. Recordemos, Turner estaba en Slabside con Oliver la temporada pasada y ha pasado a ser un agente encubierto de ARGUS al servicio de Lyla. Cómo acaba Connor al cargo del matrimonio Diggle aún no lo hemos visto, pero supongo que durante esta temporada nos lo contarán.

Vamos con lo gordo. Porque, al margen de ese impactante final, la trama presente de Oliver ha sido muy buena. De hecho, si se hubiera acabado con la despedida de Oliver y Thea, me hubiera gustado mucho también. Ha sido, nuevamente, un capítulo muy entretenido, en el que hemos tenido el regreso de Thea a la serie tras el 6×16, con una breve aparición en el episodio 150, Emerald Archer, en la séptima. Se nos explica que destruyó los pozos de Lázaro, misión en la que se embarcaron ella, Roy y Nyssa, pero el gremio de Thanatos, fundado por Malcolm Merlyn si recordáis, era la amenaza a la que ha estado haciendo frente desde entonces, sobre todo tras haber asesinado a Roy. Quiero detenerme un minuto a analizar la figura de Thea, y cuánto la echaba de menos. Ha sido uno de los personajes que ha experimentado una evolución increíble desde sus inicios, y ver cómo ha ido dando pasos de gigante temporada tras temporada, hasta llegar al punto en el que la encontramos esta semana, como una mujer fuerte, capaz, valiente y decidida, ha sido genial. Qué lejos queda aquella chiquilla de la que no teníamos muy claro cuál era su importancia dentro de Arrow, que casi molestaba más que otra cosa. Lo mejor del episodio es su regreso y sus intervenciones, he disfrutado mucho con cada conversación que ha mantenido con Oliver, y da gusto ver la química que tienen ambos en cada escena.

La misión de los hermanos Queen es encontrar información acerca de The Monitor que pudiera tener la Liga en Nanda Parbat, para él asegurarse de que estaba ayudando al ser cósmico que toca, en lugar de estar contribuyendo directamente al Apocalipsis que se avecina. Durante la misma, se cruzan con Talia, a la que no veíamos desde la fuga de Slabside el año pasado, y con Athena y sus secuaces del gremio. Para llegar hasta la fuente de información, el diario del primer Ra’s, hemos tenido momentos que parecen sacados de películas de Indiana Jones, como bien refleja la propia Thea en su comentario, y buenos momentos de acción, como nos viene acostumbrando la serie durante toda la temporada. El punto álgido ha sido cuando Thea desafía a Talia en un duelo singular, del que se supone que tiene que salir la nueva lideresa de la Liga de Asesinos. Thea consigue que Talia se rinda, y así, como heredera del Demonio, obtiene el título de Ra’s, aunque no es precisamente lo que ella pretendía, y de ahí surge la idea de refundar la Liga de Asesinos… en una Liga de Héroes. ¿A qué os suena eso? ¿Estamos ante el nacimiento de una versión de la Liga de la Justicia en el Arrowverse? ¿O algo similar? Sinceramente, como colofón a la evolución de Thea, me parecería genial que acabara fundando una organización de héroes, ya sea una pseudo Liga de la Justicia o algo distinto. Ojalá que no sea lo último que veamos de ella en el futuro del Arrowverse.

¿Para qué servía el futuro? Pues mira tú por dónde, en sí, el futuro no acaba siendo muy útil, pero claro, estamos ante un momento especial en la historia del Arrowverse, con la Crisis a la vuelta de la esquina, y no solo afecta al tiempo presente, también afecta a todas las épocas. Veréis, en el cómic, durante la Crisis, las épocas comienzan a fusionarse. Elementos del pasado aparecen en el presente, al igual que cosas del futuro. Se entremezcla todo en un escenario la mar de caótico, la verdad. Que los guionistas hayan tenido el valor de empezar a hacer esto, ahora, en el tercer capítulo de la temporada de Arrow, deja más claro todavía que no se trata de un simple crossover; estamos ante el mayor evento que DC nos ha dejado en los cómics y, aunque no tienen todos los elementos que tienen en las viñetas porque es imposible y supondría una magnitud que The CW no es capaz de abordar, están tratando de hacerle justicia de la mejor forma posible, y creo que lo están haciendo muy bien por ahora, afectando de lleno a Arrow y también a The Flash, aunque en menor medida. No entiendo, por ejemplo, el planteamiento en Supergirl, que no han hecho una sola mención en cuatro semanas de emisión que llevan. En Batwoman lo puedo entender, porque se supone que la temporada es previa a Elseworlds, y Black Lightning siempre ha ido a su rollo, no es per se del Arrowverse, aunque imagino que va a acabar siéndolo tras este crossover. Pero en la serie de Kara deberían abordar ya el tema, porque simplemente con ver Arrow es evidente que no va a ser un cruce más; está en juego el destino del universo DC que han construido durante todos estos años, y que seguirán construyendo tras Crisis… solo que las cosas no serán como antes.

Dicho esto, lo jugoso viene al final cuando, tras la confrontación del futuro Team Arrow ante el grupo de Deathstrokes liderados por Diggle Junior, Zoe muere (de forma muy tonta, evidente y previsible) ante Mia, y Connor está a punto de asesinar a su hermano. Pero algo ocurre. Oliver vuelve al búnker, de nuevo con John, Dinah y René… y con él aparecen Connor, William y Mia. Todos en 2019. Mia va a conocer a Oliver por primera vez, y William se va a reencontrar con él tras años sin contacto entre ellos. ¿The Monitor ha hecho esto? ¿O es que las épocas, como decía antes, comienzan a solaparse y la realidad está alterándose más? Estoy deseando saber la respuesta.

Ahora Oliver sabe que The Monitor le ha estado mintiendo, y que parece que está detrás de la Crisis que se avecina. No obstante, imagino que habrá mucho más detrás de lo que aparentemente está descubriendo Oliver. Con esto y la aparición de los chicos del futuro, nos vamos hasta la semana que viene que, al menos de entrada, apunta a episodio bastante interesante.

Comparte: