Pilotos: Evil

Pilotos: Evil

Sinceramente, no sé para qué me molesto. Supongo que, en esta ocasión, se trata de mera curiosidad. Había decidido no darle oportunidad a casi ningún producto que viniera de cadenas network (ABC, CBS, FOX, NBC, The CW) excepto si alguna me llamaba la atención por encima del resto (quizá sea este el caso) o si se trataba de Batwoman, que dará continuidad al Arrowverse y sí que llama mi atención. Evil creo que será la única de este grupo de cadenas que ficharé, y paso a analizar mis impresiones sobre su piloto.

Evil es la enésima procedimental, para qué os voy a mentir. Si alguno todavía no está familiarizado con el término, lo procedimental hace referencia a una ficción compuesta de episodios con casos concretos (episódicos si queréis usar esta acepción), que se resuelven en el momento y la semana siguiente se pasa a uno nuevo, con una mínima trama que se extiende durante toda la temporada, y que a veces puede ser más importante, o menos. Ejemplos: Hawaii Five-0, las CSI, Criminal MindsHay otros dos ejemplos, curiosamente de la misma cadena, pero que son de los que le dieron prioridad a la trama global más que a lo episódico: The Good Wife (comparte creadores con Evil) y Person of Interest. Esas son las dos excepciones al formato clásico, y mi esperanza de que el reciente estreno de CBS acabe optando por extender una trama por encima de los casos que se les presenten a los personajes.

La protagonista es la doctora Kristen Bouchard, interpretada por Katja Herbers (Manhattan, Westworld), una psiquiatra que es contactada por la Iglesia católica para analizar casos bastante particulares que, aparentemente, están relacionados con exorcismos y posesiones demoníacas. Discernir si se trata, efectivamente, de la obra de Satán, o de invenciones o desvaríos de mentes perjudicadas será la tarea de Kristen, que contará con la ayuda del representante de la cristiandad, David Dacosta, al que da vida Mike Colter (Luke Cage), para resolver este tipo de casos.

El piloto responde al formato clásico: presentación de los personajes, primer caso que comparten juntos, y establecimiento de las bases que darán forma al conjunto de la temporada, como bien podrían ser las investigaciones del equipo para resolver si se trata de un engaño o de una posesión y, puede ser, del inicio de una trama más importante y que acapare la atención de la entrega, cuyo exponente principal es Michael Emerson (Person of Interest, Lost), en el papel de Leland Townsend, alguien que da la impresión de querer sembrar el caos, plantando la semilla de la duda sobre todos estos fenómenos paranormales que nos dicen que existen. Falta por ver si, efectivamente, se trata de un complot mayor, en el que Townsend tiene un papel relevante, o realmente tenemos situaciones paranormales, algo que se insinúa en el piloto.

Otra duda que me queda tras verlo es qué tono elegirá la serie para narrar la historia. Creo que una serie con una temática como esta requiere de un toque más oscuro para contarla, o quizá sea mi impresión tras años de lúgubres relatos sobre el mal queriendo corromper el mundo de los hombres. Hay ciertas escenas, que sabréis identificar perfectamente cuando veáis el piloto, que podrían dar verdadero miedo (de hecho, al comenzar, me transmitieron mal rollo) o angustia, pero se diluyen a medida que avanza la acción y se quedan en una mofa. Los King, creadores de la serie y también de tres joyas como son The Good Wife, su spin off The Good Fight, y Braindead, establecen un tono serio durante el desarrollo del capítulo, pero justamente dejan la cuota cómica en momentos que no me acaban de cuadrar, y que no sé si quedan bien para la historia que quieren contar.

Con estas dudas como principales puntos preocupantes, tocará esperar para ver de qué lado se decanta la balanza, y de eso dependerá que la serie se diferencie del resto de procedimentales o pase al olvido y se una a la cantidad ingente e indecente de ficciones con este formato. Del nivel del reparto no hay duda, el trío protagonista es un buen sustento para la serie, y tener a Michael Emerson de villano o cara visible del enemigo es un reclamo estupendo y seguro que nos deja grandes momentos. Con productos como los que he mencionado antes, los King se han ganado mi voto de confianza, al menos inicialmente. Espero que vaya a más la trama principal, y no se pierda en casos sueltos sin emoción ninguna.

Comparte: