Review The 100: Ashes to Ashes

Review The 100: Ashes to Ashes

En esta ocasión, no será mi compañera María la que os hable del último episodio de The 100, sino que seré yo quien la sustituya para esta review. Para los episodios finales, ya la tendréis de vuelta como habitualmente. Dicho esto, nos encontramos ante un episodio de transición hacia lo que apunta a ser un Mount Weather 2.0, o al menos a un final de temporada en el que volveremos a tener una masacre, casi con toda seguridad, pese a los intentos de Clarke y el resto por evitarlo.

Y es que, siempre con Monty en la memoria, Clarke, Bellamy y Octavia acaban aceptando que entrar a la fuerza en Sanctum solo conducirá a la tragedia que vivimos hace ya varias temporadas, y no quieren repetirlo. Inicialmente, el plan consiste en abrir una brecha en las protecciones que custodian la ciudad de los Primes, y abrirse paso hasta el complejo para rescatar a la gente de los 100 y para que los Hijos de Gabriel aniquilen a los Primes. Esto nos hace pensar que el fuego cruzado acabará por causar más víctimas de las deseadas, así que Clarke, haciéndose pasar por Josephine, volvería al campamento y sería ella la que levantaría las defensas para que Bellamy y el resto entrara, e iniciar el plan de rescate y derrocamiento del régimen actual. No contaban con que Murphy es Murphy y tiene su propia agenda, aunque esta vez, les presenta la ocasión perfecta para iniciar el plan menos «agresivo».

Realmente, seamos sinceros ¿alguien espera que salga bien el plan y que no se arme parda como siempre? A ver, por mi parte, lo de ver un nuevo genocidio en The 100 casi lo he asimilado y lo tengo por costumbre cada año, y creo que me sorprenderían si encuentran la forma de evitar otra masacre, pero es que es tan jugoso utilizar la carta nuclear que no sé si serán capaces de resistirse a la tentación. Además, los Primes no van a rendirse tan fácilmente, así que supongo que tendremos confrontación, y probablemente víctimas en el bando de los nuestros, que son al fin y al cabo los que nos preocupan y a los que apoyamos.

Un firme candidato tras este episodio creo que es Miller. Es un personaje que siempre ha estado ahí, que ha ido atravesando fases pero sin llegar a ser vital en los acontecimientos de la ficción, y al que la etapa de Bloodreina le pesa considerablemente, como podemos ver en la conversación que mantiene con Gaia. Teniendo en cuenta que no es un personaje fundamental en el desarrollo de la serie, y que nos aproximamos al final de temporada y a una potencial masacre, que él lleve a cabo alguna acción que le lleve a una redención que parece buscar, lo veo más que factible. No nos rasgaríamos las vestiduras por su muerte, pero sí que dolería lo suficiente para añadir el dramatismo que siempre suelen tener los finales de temporada en The 100.

En un episodio dirigido (bastante bien, por cierto) por Bob Morley (Bellamy), estaba claro que íbamos a tener dosis de drama de los Blake, ya reunidos tras él encontrase con su hermana cuando buscaba a Clarke. Otra que tiene una cara de «muerte para redimirse» tremenda es Octavia, y cada conversación que mantiene con su hermano mayor me da más pie a pensar que nos vamos a despedir de ella más pronto que tarde. The 100 no se corta un pelo en matar a sus personajes; sinceramente, yo creí que habían tenido los arrestos de matar a Clarke, porque son muchos años ya y hemos visto decisiones que solo son capaces de dar en ficciones mucho más ambiciosas y de renombre, así que matar a Octavia si eso supone salvar a su gente y a su hermano, me lo creería, y creo que lo aceptaría. Además, está todo el tema de la anomalía y cómo es posible que pudiera volver ella y no Diyoza y, por supuesto, ninguna otra persona que cruzara esa fuente de energía desconocida. El actual mundo es un melón que acaban de abrir, y ofrece una variedad de posibilidades que les podría dar para años de temporadas y tramas distintas, y la anomalía apesta a recurso introducido en esta entrega que será clave en la séptima (ya confirmada desde hace un tiempo), y que haya regresado Octavia como nueva de ella en busca de ese «motivo» para justificar su retorno, me hace pensar que veremos más de este fenómeno tan particular; además de que no compro que Diyoza haya muerto, querría ver mucho más de eso en un futuro y que ahondaran en el tema.

Una de las cosas que me hace pensar que asistiremos a una nueva masacre es que Madi está cada vez más poseída por el espíritu del Comandante Oscuro, y no tiene pinta de querer hacer muchos amigos, la verdad. Hoy ha sido el conejillo de indias para encontrar la forma de ser inmortales de nuevo, al haber acabado Kane con la opción inicial un par de capítulos atrás, a base de extraer su médula como si no hubiera mañana… porque realmente para los Primes está cerca de no haberlo. La pregunta de Clarke cuando se reencuentra con su hija es importante, ¿hasta cuándo se le puede extraer fluido espinal sin matarla? Imagino que Sheidheda tiene también su propia agenda, y es un elemento del caos puesto ahí de forma nada gratuita, y que Madi saldrá de esa camilla en la que la retienen. Es una trama que ha estado latente durante la temporada, desarrollándose al margen de los acontecimientos principales, pero cuando las fichas se junten para el final del curso actual, la carta del Comandante entrará de nuevo en juego y apunta a ser una de las causas que nos lleve a esa masacre que quieren evitar Clarke y el resto.

Para finalizar, no me olvido de Echo, o mejor dicho Ash. Una de las sorpresas de la temporada, para mí, es la evolución y la importancia que le están dando a este personaje, que desde que partiera con Bellamy, Murphy y el resto al Arca tras el Praimfaya, ha ganado mucho peso y eso es en parte por la personalidad que tiene y lo bien que están llevando su desarrollo durante estos años. Y en esta sexta se está erigiendo como la lideresa de la resistencia a los Primes en Sanctum, y me está convenciendo con cada episodio que pasa. Hemos conocido una pieza de su pasado clave, que realmente ella asumió la personalidad de la chica que se llamaba Echo ya desde bien joven, y que siempre ha sido alguien ajeno viviendo la vida de otra persona, en buen paralelismo a todo el tema de los Primes y su implantación en otros cuerpos. Me gusta además porque no duda en actuar, y si tiene que matar a Ryker, pues le mata y ya está. Hesitation is death, una muestra de lo implacable que es, y que hace que continúe ganándome semana tras semana.

Pues eso es todo por esta semana. La próxima review igual tarda un poco más, por lo que no creáis que nos hemos olvidado. Regresaremos con el artículo del 6×12, y ya nos aproximaremos al final de esta sexta temporada tan interesante. Hasta la próxima.

Comparte: