Review Legends of Tomorrow: Nip | Stuck

Review Legends of Tomorrow: Nip | Stuck

Pues… no ha estado mal, lo cual es mucho que decir de una temporada que no cesa de decepcionarme episodio tras episodio. Nip Stuck incluso me ha parecido una propuesta interesante por la forma en la que ha combinado la acción, el humor hasta llegar a la apoteosis final. No sé como, pero la temporada del unicornio comepezones, el musical de Bollywood, de la marioneta deslenguada y de mucho Nate y mucho Hank, está teniendo cosas positivas.

Por supuesto no me he reconciliado con la serie, pero creo que me quedo con episodios como el de esta semana, que sin dejar de lado el nuevo cariz cómico que ha tomado Legends of Tomorrow se atreve a indagar en algunos aspectos más oscuros e incluso pone a prueba a los personajes. Hemos visto un episodio muy divertido que también ha avanzado en la trama de la temporada y que nos ha dado algunos buenos momentos entre los personajes.

La relación entre Zari y Nate me sobra, pero admito que ha sido un buen punto la reacción de Sara al enterarse, ilusionándose pensando que dejaran de ser tan raritos. Sí que me ha gustado ver a Mick y a Sara discutir respecto a las decisiones difíciles y al liderazgo, es cierto que en el episodio pasado Mick y Charlie estuvieron ocupados en asuntos menores (la financiación de la carrera literaria de Rory) mientras que un amigo y miembro del equipo era poseído por un demonio.  Siempre tenemos a un par de personajes haciendo el tonto mientras los demás salvan la historia, el mundo o hace algo así… pero creo que dentro de las tonterías que hemos tenido que tragarnos, la trama de Rebecca Silver no ha sido de las peores.

Sigo odiando a Gary y creo que la trama de la oficina siendo hipnotizada por un ojo-pezón no tiene nada rescatable. Mona ha salvado el día gracias a Wolfie y Nora ha demostrado que incluso alguien tan poderoso como ella es fácilmente sugestionable si mira el pezón indicado. Todo esto pretende ser gracioso, pero si lo analizamos dentro del universo de la serie, lo que ha pasado es terrible, porque todos los agentes del tiempo han sido neutralizados en un breve lapso de tiempo y a base de una estrategia muy sencilla: reunirse con un demonio y mirar su pezón. La trama es estúpida, pero además nos desvela que la agencia es un completo desastre y un lastre para un equipo de héroes como los Legends. Supongo que no tenían una trama mejor para estos personajes y nos los hemos tenido que tragar jugando a los ladrones de cuerpos.

Hay que destacar que ahora mismo tenemos a la mayoría actores interpretando a un personaje distinto al que han interpretado mayoritariamente en la serie: Brandon Routh es Neron y aunque sigo viendo a Ray cuando lo miro, creo que debemos valorar la capacidad que tiene el actor para resultar inquietante; Matt Ryan es tanto un Constantine dispuesto a sacrificarse para salvar inocentes, como un ancestro dispuesto a sacrificar inocentes para salvarse; Adam Tsekhman es el idiota de Gary con un solo pezón y el idiota de Gary con dos pezones; Ramona Young es Mona y Wolfie. Sin olvidar que Maisie Richardson-Sellers lleva menos de una temporada interpretando a Charlie. Los actores no son dignos de Emmy, pero cumplen perfectamente dentro de los parámetros de la serie y creo que se nota que se están divirtiendo muchísimo con este trabajo.

La semana que viene tendremos a Constantine paseando por el infierno en busca de Ray y de Des, asumo que Nora, Mona y Ava tendrán una trama algo más interesante que la de hoy y espero que no volvamos a ver a Gary en un largo periodo de tiempo.

Comparte: