Review The Walking Dead: The Storm

Review The Walking Dead: The Storm

El episodio comienza algo después de lo acontecido en los anteriores, semanas o meses después del fracaso de la Feria, los habitantes de Kingdom se ven forzados a mudarse. Los problemas con las calderas que ya se mencionaron en episodios anteriores, son sólo un síntoma de una comunidad que se derrumba. Los edificios son viejos, el mantenimiento imposible, las infraestructura está dañada y lo que queda del antiguo Reino de Ezekiel no aguanta las inclemencias meteorológicas.

Se ven forzados a emigrar porque sus construcciones son incapaces de soportar el duro invierno que se avecina. Y esto, la primera tormenta de nieve del invierno es a lo que se enfrentan los personajes en la season finale de la novena temporada. Una temporada que ha tenido episodios más brillantes que éste, pero que nos ofrece una season finale muy entretenida y que pese a no ser lo mejor de la novena, sigue siendo mucho mejor que la mayoría de lo que vimos en las temporadas anteriores. No hay tantas sorpresas como en el episodio anterior, no hay muertes, no hay batallas, no hay demasiada acción, pero si que vemos lucha por la supervivencia, algunos zombies (y congelados, como no los habíamos visto antes) y algunas dinámicas interesantes entre las relaciones de los personajes. Además, está bien verlos enfrentarse a un enemigo nuevo.

Esta vez el enemigo no es una horda de zombies o unos humanos que han decidido usar la violencia como método de supervivencia, ésta vez el enemigo implacable es una enorme tormenta de nieve y las bajas temperaturas. Los guionistas han elegido a los elementos meteorológicos para recordarnos que estamos ante humanos desesperados que intentan sobrevivir con las migajas de civilización que encuentran esparcidas por el mundo.

Mientras unos atraviesan territorio enemigo bajo la nieve, otros se refugian en la única casa de Alexandria que tiene una chimenea funcional. Algunas ideas han estado bien, es triste que Judith sea la única que se preocupa por Dog, sobre todo porque pensé que a estás alturas esa responsabilidad la tendría siempre Connie… que no sabemos si está en Alexandria o no.

Negan me cansa, las temporadas en las cuales él fue la némesis de los héroes han sido las más aburridas de la serie y cada vez que sale a escena con su porte chulesco, su falsa seguridad y sus intentos de redención, me aburre aún más. Alpha es una excelente villana y Negan, que en los cómics dicen que es magnífico, nunca ha terminado de funcionar en la serie, quizás porque han decidido humanizarlo demasiado tarde, quizás porque nunca nos mostraron su punto de vista, quizás porque maltrataba y humillaba a sus hombres y halagaba a sus enemigos… lo cual es una forma muy estúpida de conseguir lealtad (salta a la vista que la táctica benevolente de Ezekiel ha tenido mejores resultados). Nunca me gustó y sigue sin gustarme. En este episodio han intentado que simpaticemos con él cuando se burla de la telenovela que se trae Rosita con Siddiq y Gabriel… pero es un error forzar su fuerte cómico cuando los espectadores lo recordamos como el tipo que mató a Glenn, sería más inteligente conseguir otro tipo de redención. Sin duda es posible, en Game of Thrones (cuya última temporada está a punto de empezar) se consigue con Jaime, un tipo que se presentó lanzando a un niño por una ventana terminó cayéndonos bien. Pero es un trabajo arduo de guión, es algo que se debe elaborar episodio tras episodio, de forma sutil y mostrarnos, al menos alguna vez, algo de humanidad en el personaje, algo que vaya más allá de un arma con el nombre de su mujer o un viajecito a sus antiguos dominios.

Por cierto, las reminiscencias de Game of Thrones son notables…. por un lado con esos muertos caminando en la nieve con rostros congelados y por otro, por el caos total y sinsentido que tenemos al respecto de los kilómetros entre un lugar y otro. Kingdom está a unas horas a pie del antiguo Santuario, Hilltop está a casi un día de viaje desde el Santuario y Alexandria un poco más lejos… o algo así, porque cuando Aaron iba a reunirse con Jesus estaba cerca, pero estaba lejos cuando emprenden el camino para la feria y vuelve a estar cerca cuando en Kingdom deciden llevar soldados a Hilltop para su protección. Pero estas cosillas son minucias, los personajes tenían que llegar del punto A al punto B y lo han logrado todos y al menos han podido atajar camino atravesando el territorio enemigo y superando el río congelado.

Los recién llegados en What Comes After ya han alcanzado su estatus de miembros de pleno derecho de la comunidad y se comportan como participantes del consejo, como personas que conocen a sus vecinos y están perfectamente adaptados.

Para terminar hablemos el cliffhanger: una voz femenina intenta contactar por radio. No sabemos quién es, dónde está o qué necesita. Lo más sensato sería no comenzar otra trama hasta dar por finalizada la historia con Los Susurradores, pero cualquiera sabe cuál es el plan del nuevo equipo responsable de la serie, sea como sea, es indudable que la novena ha sido una gran temporada, que ha hecho que la serie remonte y se situé en un lugar en el que no estaba desde hace años. Así que confiemos en Angela Kang y en su equipo y esperemos que la serie continúe en buena forma cuando regrese.

Comparte: