Review The Flash: Seeing Red

Review The Flash: Seeing Red

Qué cosa más loca ¿Os acordáis cuando en la anterior review dije que posiblemente veríamos en un futuro cercano más a Reverse Flash que a Cicada? Pues la primera en la frente, tras esas palabras lo primero con lo que me encuentro es un capítulo basado al 100% en Cicada. A ver cómo ha vuelto el que hasta ahora ha sido el villano principal de la temporada de sus vacaciones.

Hagamos un poco de memoria de cómo acabó Cicada en el final del episodio 100, huyendo después al estilo de “mi planeta me necesita” después de la soberana cagada de Cisco, del cual ya hablaré más adelante. Pues tras un parón para recuperarse de sus heridas, espoleado por su compañera enfermera y utilizando una lista de meta-humanos sacada de la policía decide retomar su labor llevándose por delante a todos esos metas y volviendo a llamar la atención del Team Flash, quienes le descubren e intentan ponerle freno pero pagando un alto precio al dejar paralítica a Nora rompiéndole la espalda.

«ummmmmm, soy el malo así que mirad mi cara de malo ummmmmm»

Me sorprende un poco que The Flash esté tocando temas que en este mismo momento también están siendo el eje central en otra serie de DC dentro de Arrowverso, como es el racismo entre gente con poderes y gente sin ellos, algo que estamos pudiendo ver en Supergirl esta misma temporada. En cierto sentido me recuerda a lo que ocurrió el año pasado con las tramas tanto de esta serie como en Arrow, pues ambas compartían villanos de un perfil similar con DeVoe y Cayden James; sin embargo, en aquella ocasión el gato al agua se lo llevó la serie de Oliver Queen y mucho me temo que va a ocurrir algo parecido esta vez. Todo el tema del racismo entre metas y humanos, que posiblemente vaya a más a medida que avance la trama de la cura, es como si hubiera salido de la nada en The Flash tras cinco temporadas, cuando en Supergirl pese a ser este año cuando ha terminado de explotar siempre había estado de fondo ¿Dónde estaba ese odio a los meta-humanos durante todo este tiempo?

Sigamos con el episodio que me he ido un poco por las ramas. Con Nora convaleciente y el Team Flash conociendo la lista de objetivos de Cicada, estos deciden juntar a todos ellos en un mismo lugar para poder transportarlos a distintos sitios con nuevas identidades para que logren salir del radar de Cicada. Obviamente el plan se va a pique al final, pero mientras tanto nos deja ver un poco la oscuridad de propio Barry, quien tiene una ganas locas de vengarse de lo que le ha hecho a su hija. Me gusta que le quieran dar otros enfoques al personaje y que este crezca, pero es una lástima que siempre se queden a medias y siempre termine como el buenista que ha sido desde su aparición en la segunda temporada de Arrow. Me parece bien que quieran mantenerle con la figura de héroe inmaculado, pero creo que debería haber aprendido a moverse en una escala de grises con el paso de los años. No me malinterpreten, no quiero que Flash se convierta ahora en un Batman o Green Arrow velocista, solamente me duele que estos momentos más humanos de Barry los veamos sólo muy de vez en cuando y que nunca le marquen para nada (recordemos la muerte de Ralph el año pasado, que como bien dije habría sido una herramienta perfecta para que Barry evolucionara como héroe al haber muerto éste por seguir sus ideales).

Si es que se regalan hasta pizarras, no me negaréis que son un amor

No sólo Barry tiene un dilema moral esta semana, también lo vemos en la relación entre Caitlin y Killer Frost (¿se las puede shippear o sería demasiado raro?), pues Killer Frost no quiere que su alter-ego ayude a Cisco con la cura por miedo a que algún día ella quiera usarla haciéndola desaparecer junto con sus poderes. Al final decide no entrometerse en la cura al comprobar que hay meta-humanos a los cuales sí que podría interesarles el perder sus poderes ya que estos les cambiaron la vida a peor y al descubrir cómo luchó Caitlin para traerla de vuelta tras lo que ocurrió con DeVoe.

Ahora sí, hablemos de Cisco. Todo a apunta a que él va a ser el encargado de llevar todo el tema de cura desde las instalaciones en el Ártico que vimos en de “The Icicle Cometh”, así que otra semana más le tenemos desaparecido. Me resulta muy curioso cómo un personaje tan importante dentro de la serie esté siendo sacado del día a día de la ficción de una forma tan escandalosa utilizando su pérdida de poderes en la primera mitad de temporada y el desarrollo de la cura ahora. No sé si hay algún motivo por parte de ausencia de Carlos Valdés por enfermedad o agenda, o que simplemente nos están preparando para despedirnos del personajes (aunque una cosa no quita la otra); si alguien lo sabe que deje un comentario en el post.

A mi no me engañan, esta cara es por la morfina

Otro punto que aparece esta semana, aunque en menor medida, es la investigación de Sherloque a Nora, quien poco a poco se está acercando a la verdad y ya está seguro de que Nora esconde la identidad de alguien y parece convencido de el “museo Flash” es esa misma persona ¿Sherloque dará con Reverse Flash antes de que haga acto de presencia?

Uff, se está quedando un poco más larga de lo normal la review y todavía no he hablado del enfrentamiento final en el que con la ayuda de Killer Frost un Flash fuera de control le da una soberana paliza a Cicada, al menos hasta que aparece Nora y logra que su padre entre en razón provocando que Cicada se vuelva a escapar a lo Poochie ¿Son cosas mías o esto empieza a ser un poco repetitivo? Al menos en esta ocasión han conseguido una muestra de ADN que posiblemente junto con la cura sea clave para derrotarlo cuando llegue el momento a final de temporada.

La temporada en términos globales, tiene cosas que no me están gustando bastante, pero debo reconocer que salvo algunas excepciones no estamos sufriendo malos episodios y aunque no cumpla en su pilar central, al menos está logrando mantener el tipo por otras razones. ¿Soy el único que tiene ganas de que nuestro amigo Eobard empiece a ser importante y que tome el lugar de Cicada como eje de la temporada?

Comparte: