Pilotos: Project Blue Book

Pilotos: Project Blue Book

Lo cierto es que este post tiene trampa, ya que llega casi tres semanas más tarde de lo que lo debería haber hecho. Pero servidor ha podido ponerse al día cuando ha podido, y sobre todo, no era mi intención inicial ver la serie. Pero tras leer un poco más sobre ella, he decidido darle una oportunidad a esta nueva ficción de History Channel. Project Blue Book lleva ya dos episodios, y os hablo de ellos a continuación.

Lo cierto es que la premisa recuerda horrores a la de The X-Files, más que nada por las investigaciones que llevan a cabo la pareja protagonista, y por la búsqueda de la verdad alienígena, pero en una época distinta: los años cincuenta. Nos situamos en el contexto del conocido evento de Roswell años después del final de la Segunda Guerra Mundial, en el que, supuestamente, una nave alienígena llegó a nuestro planeta. Aquí, a diferencia de Mulder y Scully, tenemos a un escéptico, que es el capitán Michael Quinn, al que da vida Michael Malarkey (The Vampire Diaries); y al doctor Allen Hynek, interpretado por Aiden Gillen (Game of Thrones), que no es tan escéptico como el militar porque tiene una mente más abierta, pero también busca encontrar una explicación lógica a los diferentes eventos que han tenido lugar en los dos primeros episodios.

La pareja es designada por el gobierno estadounidense para encabezar el Proyecto Libro Azul, para investigar todos los eventos relacionados con OVNIs que vayan apareciendo, e ir cerrando los casos para que no llegue a los oídos de la opinión pública, y el pánico hacia lo extraterrestre se extienda. La serie está basada en investigaciones reales, pero hasta qué punto es real y no ficción, es difícil decir. La estructura parece puramente procedimental, pero partiendo de la base de que la primera entrega tendrá diez episodios, y que, al igual que en The X-Files, parece haber una conspiración mayor detrás que ya ha asomado más en dos episodios que en dos temporadas en la mítica serie de FOX, soy optimista para el resto de la temporada, que nos ofrezca más momentos relacionados con la trama global y los acompañe de procedimentales entretenidos.

Además, el reparto me ha sorprendido, porque no esperaba encontrar tanto rostro conocido. Tenemos a Laura Mennell (Alphas), que interpreta a la mujer del doctor y que junto al personaje de Ksenia Solo (Orphan Black, Turn) tiene su trama propia, que parece ir de la mano de la principal, a esperas de que acabe de explotar del todo. Luego tenemos a Neal McDonough (Legends of Tomorrow) y a Michael Harney (Orange is the New Black), que son los militares detrás del proyecto y que parecen saber bastante más de lo que les cuentan a la pareja protagonista. Todos ellos conforman un cast muy interesante, y que por ahora me ha dejado muy buenas sensaciones y ayuda a que la historia me mantenga pendiente de la pantalla.

Es difícil decir a día de hoy si estamos ante uno de los estrenos de la temporada seriéfila, pero creo que hay muchas opciones de que sea de lo más destacado de este primer trimestre, si no cae en lo procedimental y se dedica a indagar más en la trama principal. Tiene buenos cimientos y un buen reparto, y solo falta que la historia se explote de la manera adecuada, que quizá sea lo más difícil de todo.

Comparte: