Review The Walking Dead: What Comes After

Review The Walking Dead: What Comes After

No sé muy bien lo que acabo de ver. En general el episodio me ha gustado muchísimo y me ha parecido a la par emocionante y entretenido. Los dos cliffhanger finales me han sorprendido … pero son precisamente esos dos giros los que hacen que no sepa muy bien como sentirme. Hubiera preferido un final mucho más concluyente, pero lo cierto es que, a efectos de The Walking Dead, el final ha sido completamente concluso.  No sólo hemos dicho adiós a un personaje, hemos despedido una etapa de la serie.

Una despedida digna de un héroe, eso es lo que ha sido el episodio. No hemos asistido a ningún giro de guión inesperado, a ninguna locura, ninguna sorpresa. Sabíamos lo que se avecinaba y todo se ha desarrollado según lo previsto. Llevábamos meses conociendo la partida de Andrew Lincoln y los guionistas sabían que lo sabíamos y no han jugado con nosotros a marear la perdiz… al menos no del todo. Nos vendieron una despedida de Rick en la serie y hemos visto un precioso homenaje de 45 minutos a un personaje que ha sido el protagonista y el alma de The Walking Dead durante nueve años.  Eso ha estado bien. Pero no ha muerto y eso ha sido extrañamente frustrante.

 

Los sueños, a intervalos con los recuerdos le repiten a un Rick moribundo que debe despertar y cumplir su cometido. Sabe que está desangrándose, sabe que va a morir y quiere hacerlo salvando a su familia. What Comes After sirve para recordarnos que Rick es un héroe, que pese a sus malos momentos y a sus instantes más oscuros y siniestros, es un tipo capaz de sacrificarse por el sueño en una sociedad mejor. Es bonito verlo partir, ver como sus ensoñaciones juegan con la realidad: los cambios entre la  realidad y las alucinaciones son fluidos y están diseñados con muchísimo gusto. El episodio se centra completamente en una despedida de un personaje que lucha por mantenerse despierto frente a los fantasmas conjurados por una agonía febril. Una idea como ésta podría haber dado lugar a un episodio lento y aburrido, pero no ha sido así. Ha sido bonito, elegante y lleno de ritmo. Las pesadillas alternadas con los zombies (con pesadillas más reales y aterradoras) han dado al episodio un compás perfecto entre lo emotivo y lo estimulante.

Hemos recuperado a varios personajes y aunque he echado en falta a Carl y también a Andrea, siento que ha sido una buena idea jugar con la idea de muertos que animan a Rick a vivir. Y aunque muchos han faltado, ha sido magnífico volver a ver a Shane, me ha gustado esa alucinación en la que los dos viejos amigos comen donuts mientras rememoran ese maldito tercer delincuente que llevó a Rick al hospital y le impidió proteger a su familia en los primeros momentos de los walkers, si no hubiera sido por ese disparo, si no hubiera sido por el coma que lo mantuvo en la cama… Rick no se sentiría traicionado por Shane y quizás podrían haber seguido siendo amigos. Pero eso da igual, Rick se sacrifica viendo como sus amigos corren en su ayuda, lo último que ve antes de que el puente estalle es a las personas que quiere luchando para salvarle.

Es desgarrador el grito de Michonne cuando ve la explosión y asume muerta a su pareja me parece más terrífico de lo que parece en un primer momento. La mujer había encontrado la paz como alcaldesa en funciones de Alexandria, había aceptado su papel como madre de Judith y aunque no pueda olvidar la muerte de su hijo ni tampoco la muerte de Carl, parecía ilusionada con la vida que había aceptado llevar, pero la muerte de Rick la condena al dolor y me gustaría ver como exploran esta perdida en el personaje.

What Comes After nos proporciona también otro cierre. Ha sido adecuado traer a varios personajes de vuelta porque no estamos tan sólo ante la marcha de Rick, también nos estamos despidiendo de la serie que conocíamos, empezamos una nueva etapa con nuevos personajes y es necesario acabar con las cargas anteriores. Por eso Michonne permite que Maggie entre en la celda y así, de algún modo cerramos también la supuesta rencilla entre Rick y Maggie. Si en el episodio pasado Rick se reconcilió con Daryl, esta vez lo ha hecho con Maggie, al demostrarle que la idea de mantener a Negan con vida no era la peor opción.  Maggie no mata a Negan porque Negan ya está muerto y ella no necesita ver más que a ese hombre derrotado para obtener por fin la paz que necesita para recordar a Glenn y mirar a su hijo sin que la nublen los sentimientos de venganza.

Mientras todo pasa, Jadis sigue con su particular misteriosa subtrama. Se fugó del campamento, abandonó a Gabriel después de enamorarse de él y mantiene ese extraño pacto mediante el cual entrega gente a unas personas que no conocemos y que se desplazan en helicóptero para hacer recogidas de personas tipo A y tipo B… que no sabemos aún qué significa. Me cuesta creer que tuvieran la idea de hacer películas cuando presentaron a los chatarreros, así que asumo que la trama de Jadis no ha terminado del todo y que no será territorio exclusivo de las películas.

Por lo visto seguiremos la historia de Rick a través de diversas películas, mientras que para la serie quedará la historia de todos los demás, que ahora, huérfanos de liderazgo y tras un importante salto temporal lidiarán con los muertos y con los vivos como han estado haciendo en las temporadas anteriores. Se abre un nuevo tiempo para The Walking Dead, con nuevo showrunner y un elenco de intérpretes que nada tiene que ver con el que empezó la serie, de quien sólo nos quedan Carol y Daryl de la primera temporada. Las cosas han cambiado mucho delante y detrás de las cámaras para el equipo de la serie, y aunque puede que la audiencia no remonte y que la marcha de Rick sea la gota que colma el vaso… también es posible que el nuevo equipo otorgue a la serie el cambio que lleva varios años pidiendo.

Y ahora nos queda descubrir si estaba Michonne embarazada cuando Rick desapareció, cosa lógica pues si sacaron el asunto sería por alguna razón; tampoco sabemos como lograron gestionarse las distintas comunidades, sobre todo una vez que perdieron el puente que las unía; asumo que Daryl no se encierra en si mismo al perder a su hermano sino que ejerce de miembro útil en la comunidad, aunque nunca se sabe tratándose de él; también sería interesante saber si Negan ha sido perdonado o si continua en la celda tras el salto temporada.También tenemos dudas sobre la adaptación de los salvadores. El posible hijo de Rick y Michone, más Hershel y Judith nos sitúa con tres niños en la acción, lo cual puede ser complicado de manejar. Pero todos estos cambios pueden ser de los más interesantes, así que aquí los iremos comentando semana tras semana.

Comparte: