Review Legends of Tomorrow: The Virgin Gary

Review Legends of Tomorrow: The Virgin Gary

Damos comienzo a la cuarta temporada con la misma energía, o más, con la que despedimos la tercera. Mientras otras series del arroverso han dado un paso hacia territorios más oscuros o siguen buscando su sitio,  Legends se siente cómoda en su papel de primo loco y divertido que siempre sorprende a los demás.

La premiere nos deja claro que cada vez nos acercamos m√°s a la comedia. El tr√°nsito desde la serie donde conocimos la terrible tragedia familiar de Rip Hunter hasta el momento actual ha sido tan bien cuidado y cre√≠ble que los espectadores lo hemos aceptado sin rechistar. Nos gustaba la serie en su tono m√°s formal y nos encanta en su aspecto m√°s loco.¬†La carta de presentaci√≥n no podr√≠a haber sido mejor: tenemos un unicornio en Woodstock, el ic√≥nico animal de leyenda en el festival hippie por excelencia… con esos dos ingredientes nada puede salir mal. Si unimos alguna que otra meta referencia a Wally, la utilizaci√≥n del desdichado Gary como cebo y a los personajes en un viaje semi psicod√©lico proporcionado por el citado unicornio… las cosas van a√ļn mejor.

La temporada comienza con una celebraci√≥n que confirma a los personajes como los h√©roes que son. Ahora tienen sus medallas secretas y todo. Pero la aparici√≥n de Constantine¬† vuelca la situaci√≥n y lleva a los personajes a su siguiente aventura, que seg√ļn John es s√≥lo el principio de otras muchas misiones motivadas por un preocupante aumento de la oscuridad. Esta suma de lo sobrenatural es una adhesi√≥n muy interesante, tanto porque nos da la oportunidad de explorar nuevas tramas como porque, por fin, vamos a profundizar en Constantine.

Algunas situaciones resultan hilarantes… como el hecho de usar al virgen como cebo y que termine perdiendo un pez√≥n a causa de un voraz unicornio come corazones. Pero el episodio tambi√©n tiene espacio para asuntos m√°s serios.¬†La relaci√≥n de Zari con su madre, a quien ve jugando con una peque√Īa versi√≥n de ella misma;¬†la de Nate con su padre, o la reacci√≥n de Mick a los problemas paternos de los dem√°s (recordemos que los suyos son a√ļn mayores) son algunos de estos puntos serios.¬†En todo caso, parece que al igual que la serie siempre mantuvo un punto fresco incluso en sus periodos m√°s dram√°ticos, ahora que la serie es totalmente fresca continuar√° manteniendo un toque serio en cada episodio.

Son esos momentos que rompen un poco con la tónica general los que sirven para presentarnos la nueva dinámica de grupo y las debilidades de las incorporaciones más recientes. Ahora que Stein, Rip, Jax e incluso Wally han desaparecido del equipo, hay que fomentar la unión con los nuevos miembros. Parece que ya nos creemos la incorporación de Zari, quizás durante la temporada pasada la mirábamos y veíamos a la chica nueva, pero su adhesión al grupo se ha producido de forma tan natural que ahora parece que llevase desde la primera temporada en la Waverider. Mientras tanto Constantine funciona a la perfección en el grupo y resulta creíble como nueva incorporación. El pobre tipo se resiste a formar parte del equipo, pero su alma torturada, su visión libre del mundo y la forma en la que se relaciona con Sara lo hacen un candidato sólido como personaje principal.

Creo que el √ļnico fallo del episodio ha sido la subtrama de Nate, que era innecesaria y ha resultado tediosa, de hecho ni siquiera ha sido suficientemente interesante ver el d√ļo formado por Mick y Nate y la forma en la que interact√ļan. Posiblemente Nate es el personaje m√°s d√©bil de la serie y los guionistas quieren otorgarle cierta profundidad… pero, por el momento, no lo est√°n haciendo bien. Pero todo lo dem√°s ha sido bastante bueno. La premiere ha funcionado para confirmarnos el tono que tendr√° la temporada; ha funcionado la presentaci√≥n de Constantine (un personaje de sobra presentado en el Arrowverso) como personaje principal; ha funcionado como episodio de corte c√≥mico o chorrisodio. En definitiva creo que la temporada se presenta bastante bien.

Comparte: