Crítica The Nun (La Monja)

Crítica The Nun (La Monja)

Otra película de terror repleta de sustos, velas, sangre y sombras. Se desarrolla dentro del universo cinematográfico de Expediente Warren y el guión está co-escrito por James Wan, director de las dos películas de Ed y Lorraine y productor del resto de cintas de la saga.

Dirigida por  Corin Hardy, The Nun nos transporta al origen de los sucesos demoníacos vistos en las películas de la saga. Tanto Annabelle I y II como The Conjuring I y II se desarrollan en el mismo universo cinematográfico que The Nun. Son películas de terror más o menos clásico, sin nada de slasher y con escenas de terror que pretenden ir más allá del simple sobresalto. En mi opinión esta última película es mejor que las dos de la muñeca (que me parecen bastante malas) y algo peor que las películas del matrimonio Warren, con las que parece tener un nexo común mayor en cuanto al guión. La única de las cintas que tiene una relación directa con los acontecimientos narrados en The Nun es la segunda del matrimonio, Expediente Warren: El caso Enfield (cuyo titulo original es The Conjuring 2: The Enfield Poltergeist)

Aunque no revoluciona el género, la película es efectiva en el sentido en que da sustos… si vas a verla con unas pretensiones más profundas quizás te decepcione. La atmósfera está bien construida, pero la trama flojea, se explica demasiado rápido mediante una narración apresurada y evita que el espectador vaya descubriendo poco a poco el misterio del convento donde se desarrolla la acción. Los personajes están bien, son pocos y están aceptablemente bien trabajados, no se profundiza demasiado en ninguno de ellos, pero los tres cumplen con creces su propósito. Si la idea de The Nun es experimentar con esta nueva pareja de detectives de “lo inusual” para abrir otra franquicia con la iglesia católica como investigadora, me parece perfecto y veré, sin duda, el siguiente capítulo de las investigaciones del padre Burke y la hermana Irene.

Creo que merece el tiempo prestado, pero no es digna predecesora de The Conjuring II, que trabajó muchísimo mejor el terror y que pese a tener muchos más personajes profundizó en ellos de forma más certera.

Durante los últimos meses he visto en el cine algunas películas de terror decentes: la curiosa Winchester; la interesante y con interpretaciones asombrosas Hereditary y la impresionante A Quiet Place, entre estas creo que La Monja sólo destaca por su dúo protagonista.

Sin entrar en detalles de la trama ni caer en spoilers, creo que el guión tiene algunos defectos que lastran la historia e incluso hieren al universo Warren con simplezas innecesarias, que hacen pensar que es mejor el misterio a determinadas respuestas. Los sustos son aceptables, pero no provocan pesadillas. Los efectos especiales son decentes, pero distan de impresionar a un espectador actual. El villano no funciona del todo y casi que asustaba más en sus leves apariciones en las otras películas que aquí.

Comparte: