Crítica: Spiderman (PS4)

Crítica: Spiderman (PS4)

En Casa Spammer, aunque no lo parezca, nos gustan los videojuegos. Nuestro punto fuerte son las series, algo menos las películas, pero dejamos más de lado de lo que desearíamos el mundo gamer. Es por eso que me ha parecido conveniente aprovechar el tirón que está teniendo el último juego de Insomniac Games, protagonizado por el Hombre Araña. Os dejo mis impresiones del mismo, una vez completada su trama.

Reconozco que, cuando se anunció el juego, tuve mis serias dudas sobre si adquirirlo o no, ya que aunque conozco algo del universo de Spiderman por las películas y algunas referencias de los cómics, quizá no me atraía tanto como en su día lo hizo la trilogía de Arkham acerca de Batman. Pero no sé si fue por las constantes menciones en redes sociales, anuncios varios en webs, etc., que acabé optando por valorar la experiencia por mí mismo, y probarlo yo. Al final, considero que, por mucho que os podamos aconsejar sobre series, películas o, como en este caso, videojuegos, lo mejor es probar cada uno y valorar en consecuencia. Tras jugarlo, creo que es uno de los más destacados de este año, y uno de los que más he disfrutado en tiempo.

Lo primero que hay que decir es que no nos encontramos con un Spiderman como el que pudimos ver recientemente en el cine en HomecomingInfinity War, alguien que ha adquirido sus poderes hace poco y todavía se está habituando a ser un héroe de barrio (ya sabéis, tu amigo y vecino Spiderman). Nos encontramos un Peter Parker experimentado, con años de peleas, heroicidades y demás desencuentros a sus espaldas, y como tal nos trata el tutorial. La fase introductoria te da las pinceladas básicas de cómo manejar al Hombre Araña, pero sometiéndote ya a una intensidad que, reconozco, no esperaba. Puede que sea uno los tutoriales más potentes que recuerdo en tiempo, porque desde el minuto 1 te sumerge en la acción y combina muy bien las enseñanzas básicas con el ritmo de la trama, conformando un cold opening perfecto para presentarte a esta versión de Spiderman que nos ofrece el producto de Insomniac Games.

A partir de ahí, la trama principal arranca y ya podemos optar entre seguir la historia o darnos una vuelta por Nueva York y ver qué se ofrece en cada barrio de la isla. Bajo mi punto de vista, lo recomendable es combinar ambas. Hay que ir haciendo misiones de la historia, pero intercalarlas con coleccionables y misiones secundarias es lo mejor para ganar más experiencia, habituarnos a los movimientos y habilidades del héroe, e ir desbloqueando más cosas que hacer por la ciudad. Además, siempre hay incentivos, como trajes que puede ponerse Peter, distintos al que nos ofrece el juego. Y para los amantes de los easter eggs (o Huevos de Pascua en la lengua de Cervantes), la urbe estadounidense guarda numerosos guiños a otros héroes de Marvel, y aunque hay algunos que nos indica el mapa dónde están, la gracia es toparte con alguno que no te marca. El nivel máximo que puedes alcanzar es el 50, y tienes tres bloques de habilidades para ir desbloqueando a medida que ganas puntos de habilidad cuando subes de nivel. Es recomendable en muchas ocasiones ir preparados en cuanto a variedad de artilugios y habilidades desbloqueadas se refiere. La propia trama del juego te invita a parar un momento e ir por la ciudad para hacer las misiones secundarias, por lo que son oportunidades que no deberíais desaprovechar.

Sin entrar en spoilers, el juego nos permite controlar a Peter Parker (obviamente), a Mary Jane Watson, y a otro personaje que no mencionaré, por si hay alguien que no conozca muchos datos de la historia y se quiera sorprender. No consideraría este videojuego como uno en el que el sigilo se premie; la mayor parte de conflictos puedes abordarlos a tumba abierta salvo que la narración te obligue a ir con precaución, que en el balance global no son demasiadas veces. Es más, las misiones con más sigilo son precisamente las de los personajes que no son Peter, y aportan un toque diferente al relato, si bien es cierto que a veces su introducción en la trama está un poco metida con calzador, rompiendo la dinámica de lo que estamos jugando.

Sobre la trama en sí, tampoco voy a hacer spoilers. Creo que lo mejor es que lo vayáis descubriendo vosotros mismos y disfrutéis del viaje. Los amantes de las viñetas del Hombre Araña quedarán satisfechos con el relato que ha preparado Insomniac, no exento de momentos brillantes y emocionantes, combinados con misiones que aumentan la adrenalina y un tramo final soberbio. Además, por si nos hemos quedado con ganas, se anunciaron tres DLCs más, que se repartirán entre los últimos meses de este año, lanzándose el primero el próximo 23 de octubre.

En cuanto a los gráficos, bajo mi punto de vista son de alta calidad. Las cinemáticas están muy cuidadas, y la factura de los personajes está a la altura de grandes obras de sector. Además, las vistas de Nueva York son una gozada, y balancearse por la ciudad es motivo más que suficiente para adquirir el videojuego. Hay punto de viaje rápido y de traslado más directo entre diferentes puntos de la Gran Manzana, pero es innecesario; el mero hecho de lanzar nuestras redes de un edificio a otro y movernos por toda metrópoli, mientras escuchamos el podcast de un enfurecido JJ Jameson, despotricando del superhéroe, es una de las experiencias más destacadas que nos ofrece este juego, y una de las mejores que he probado en videojuegos recientes. Creo que si no estuviera tan cuidado este aspecto, la jugabilidad y el disfrute de este producto decaería notablemente. Por suerte, se nota que Insomniac ha tenido el suficiente mimo como para hacer que el Hombre Araña pueda moverse libremente por Nueva York, y los jugadores nos lo pasemos genial con él mientras lo hace.

La duración total del mismo, yo la situaría entre unas 40-50 horas, contando trama principal junto con la mayor parte de misiones secundarias y coleccionables. Obviamente, si os concentráis principalmente en lo principal y dejáis más de lado todo lo extra, terminaréis antes. No obstante, como decía párrafos arriba, recomiendo dedicar tiempo en completar lo secundario, tanto para ayudaros en la trama principal, como para pasar el rato y disfrutar de Nueva York un poco más.

Si todavía tenéis dudas sobre si comprarlo o no, yo os recomendaría que lo hicierais. Tanto si os gusta el género de superhéroes, como si os gusta Spiderman en concreto, como si preferís un videojuego de aventuras o no tenéis ni idea de quién es y su historia, creo que es una de las obras más entretenidas y de mayor calidad actualmente en Playstation 4. Es una adquisición que no os defraudará, e incluso terminará por sorprenderos.

Comparte: