Review The 100: Damocles – Part Two

Review The 100: Damocles – Part Two

Puede que se nos haya escapado una lagrimita en la última escena del episodio, puede incluso que haya sido más de una… En esta season finale hemos visto excelentes escenas de acción, torturas, luchas a vida o muerte, misiles, armas, carreras a contra reloj, tácticas de combate, perdón, redención, venganza y una preciosa escena final, aludiendo a dos de los personajes más entrañables y a uno de los mejores romances de la serie.

Harper y Monty dedican su vida a descifrar los archivos del Eligius III, demostrando que frente a seres como McCreary que destruye el último rincón habitable de la Tierra, hay granjeros que cultivan algas para alimento de los demás y miles de personas como Monty y Harper, que nunca tomaron las decisiones difíciles de índole bélica, pero que con su trabajo y buen hacer contribuyen, poco a poco, al triunfo de la humanidad.

Ambos sacrifican sus vidas buscando un lugar donde la humanidad pueda desarrollarse e incluso ponen en criogenización a su único hijo cuando piensan que es injusto mantenerlo al margen de interacciones sociales, renunciando así a quien más quieren.  Son dos héroes en esta historia repleta de villanos. El mejor amigo de Monty, Jasper, perdió la fe en la humanidad y terminó suicidándose en la cuarta temporada. La mayoría de las acciones de los personajes apoyan la teoría de Jasper, pero la vida de Monty da un atisbo de esperanza a quienes piensen que quizás no todos los planetas tengan que terminar como la Tierra.

Quizás este medio millar de personas dedicados a la repoblación hayan aprendido la lección y dejen de obsesionarse con aniquilarse los unos a los otros y destruir aquello que los rodea. El grupo de supervivientes está formado por tripulantes del Eligius, un grupo de grounders de diversos clanes y algunos supervivientes del Arca. Hay personas de todo tipo, que han vivido todo tipo de vidas y juntos podrían enriquecerse más que separados. Personalmente, me ha gustado la unidad que hemos visto cuando tanto Octavia como el resto se han arrodillado ante Madi. Después de una temporada de disputas internas, quiero que la serie evolucione hacia nuevos retos. Y quizás los personajes estén preparados para dar ese paso, superar sus rencillas y enfrentarse a enemigos comunes para toda la humanidad. En este sentido, es precioso el mensaje que da Bellamy a Madi cuando la Comandante insta a su pueblo a matar a los enemigos rendidos.

We’ve been here before, Madi. We were the criminals, The Hundred. We landed in someone elses home, and we went to war. You can execute them because they’re the enemy, or you can break the cycle. You can be better than them, you can be better than us. The choice is yours.

Sería maravilloso que se rompiera el ciclo, que las 412 personas que salieron de la Tierra en llamas… menos Monty y Harper y sumando a Jordan, sean capaces de construir una nueva humanidad haciendo frente a los retos de convivencia lógicos, pero centrados en algo diferente a matarse… además… que llevamos cinco temporadas viéndolos pelear, estaría bien que la cosa variase un poco.

Finalmente, después de meses pensando en Charmaine versus Octavia, fue McCreary en un arrebato quien destruyó toda esperanza. El muy idiota destruye el planeta Tierra, o lo único habitable que quedaba en él. No sé si ha sido una decisión atrevida o una locura, pero nos hemos quedado sin planeta y la serie se traslada a un planeta nuevo a continuar la acción. Lo curioso es que funciona. La temporada pasada dimos un salto de seis años y esta vez uno de 125 y funciona.  Quizás esta valentía es lo que hace a The 100 una de las mejores series del momento.

La semana pasada en Damocles Part One  aún luchábamos con la resaca de las luchas de poder y los saltos en las lealtades de varios personajes. Pero en la season finale el liderazgo cambió de manos en un abrir y cerrar de ojos, Octavia se inclina ante la Comandante y nadie pone en duda su decisión. Hubiera sido una pérdida de tiempo centrarnos en este intercambio del bastón de mando, pero aunque a efectos del ritmo de la acción me parece una decisión acertada… no le veo mucho sentido en cuanto a la lógica narrativa. Y antes de continuar mi disertación al respecto, creo que el episodio ha sido sublime, pero han pasado un par de cositas que podrían haber estado mejor. Como principal punto negativo creo que se ha resuelto demasiado rápido el asunto de la redención de Octavia, han pasado media temporada dibujándola como una psicópata, después en un episodio nos convencen de que la pobre muchacha se ha visto obligada a convertirse en un monstruo porque la doctora Abby obligó a su pueblo al canibalismo. Y hoy, la buena de O, salva a Abby y a Kane, se inclina ante Madi y deja de lado todo su orgullo, toda su locura homicida y sed de poder y antepone el bienestar de su pueblo sin rechistar. No me parece que esté bien construido este cambio de actitud. Puede que Charmaine y Clarke hayan cambiado de parecer mil veces y de bando otras tantas, pero al menos hay un chiste interno al respecto y de algún modo es creíble para ambos personajes, que se mueven por sus intereses aunque tengan que sacrificar todo a su paso. Pero el tránsito de Octavia a Bloodreina y de nuevo a Octavia no me parece creíble. En menor medida también me chirría que nos dieron la lata con los malditos gusanos comecarne y, que sepamos, han sido destruidos con el resto del Shadow Valley. No entiendo para qué dieron tantísimas vueltas con ese tema si no era relevante.

El anterior episodio nos enseñó que Clarke desea proteger a Madi a toda costa, pero que una vez que Madi tomó las riendas como Comandante, su madre adoptiva se vio liberada para permitir que su hija se salvase sola salvando a su pueblo mientras ella, la Clarke de siempre, luchaba por sus amigos. Me gusta que Madi haya aclarado ese punto con Bellamy, porque Clarke nunca quiso renunciar a sus amigos, simplemente antepuso otra prioridad: salvar y proteger a Madi. Una vez que Madi no necesita ser salvada ni protegida, Clarke vuelve a ser la líder que siempre ha sido. Por eso es genial cuando apunta al bebé de Charmaine o cuando electrocuta a Raven para deshacerse de McCreary. Es la Clarke de siempre tomando decisiones, es más, es ella quien toma la decisión difícil de no esperar a Murphy… aunque Bellamy consigue que espere. No hubiese funcionado que alguien quedara en tierra, hubiera sido repetitivo y aburrido. Pero la cuenta atrás ha estado llevada a la perfección y he sentido verdadera angustia por Kane, Abby o Murphy.

La temporada ha sido sensacional, en mi opinión la mejor temporada de la serie y espero ansiosa ver a nuestros personajes desenvolverse en el nuevo mundo. Aquí estarán las reviews de Casaspammer y mientras llegan, seguid leyéndonos y os informaremos de todo lo relativo a la sexta temporada de The 100.

Comparte: