Recomendaciones Veraniegas (III)

Recomendaciones Veraniegas (III)

Llegamos a finales de julio, pero todavía queda verano por delante suficiente para hincarle el diente a estas cuatro ficciones que os proponemos a continuación. Estos posts ya han aparecido en nuestro blog otros años, y este año os hablamos de las siguientes: uno de los estrenos de Netflix de 2018, como fue Altered Carbon, que recibió criticas dispares, y nuestro compañero Iván quiere dar su punto de vista sobre la misma; Animal Kingdom, ficción de TNT que está en emisión en la actualidad y que descubrió recientemente Daniel; Goliath, serie de Amazon protagonizada por Billy Bob Thornton (Fargo) de la que os hablará María; y más allá de Estados Unidos tenemos Harrow y Glitch, producciones que nos presentará Víctor.

Altered Carbon (Iván)

Entre unas cosas y otras al final apenas hablamos de ella en su momento a principios de 2018, quedando totalmente opacada por el gran estreno genera-hype que tuvimos en los primeros compases de la año: la sobresaliente Counterpart. Tampoco ayudó el recibimiento algo tibio que tuvo, pero varios meses después salgo yo para romper un par de lanzas a favor de Altered Carbon.

La serie no convenció en general, veníamos de disfrutar como enanos de la soberbia Blade Runner 2049 y esa estética y trama sci-fi cyberpunk hacía más que evidente una comparación de la cual era imposible que saliera vencedora. Altered Carbon quería apuntar muy alto y ser profunda pero el resultado final era que no llegaba a esas expectativas y ambiciones, la serie se dejaba llevar muy a menudo por su faceta de espectáculo como para poder desarrollar una trama profunda y cerebral, porque ¿Quién le dice que no a un tiroteo con ametralladoras o una pelea con katanas entre conversaciones serias?

Altered Carbon nos dejó un sabor amargo a casi todos cuando la vimos de primeras, más que nada porque esperábamos otra cosa, pero en el momento en el que el espectador asume que la serie va a primar el show y ser espectacular por encima de su argumento nos quedamos ante un producto entretenido como pocos. El verdadero valor de Altered Carbon no está en ser el enésimo aspirante Blade Runner o Ghost in the Shell, está en que cuando menos te lo esperes o en el momento más inadecuado se va a venir muy arriba volviéndose toda una locura y llenando de sangre el escenario.

¿Pero no está quedando una recomendación un poco floja? Os preguntaréis más de uno; puede ser, no pienso negar que cuando nos vendieron la serie nadie pensaba que nos encontraríamos ante una ficción de este estilo, pero quitándonos las venda del hype resulta que Altered Carbon es una de las series más palomiteras y técnicamente más competentes de la televisión. Cuando pienso en esta sección todos los años me vienen a la cabeza o series que pasan muy desapercibidas o productos ligeros fáciles de digerir mientras estás tirado en el sofá en bañador soportando 40ºC a la sombra ¿Y cumple Altered Carbon con este cometido? Desde luego, es lo más parecido a blockbuster veraniego que tenemos en el mundo de las series.

Animal Kingdom (Daniel)

Cuando hablamos para decidir qué series íbamos a destacar cada uno en este post, no lo dudé ni un instante. Animal Kingdom entró en mi vida hace poco, y lo cierto es que la impresión que me he llevado tras ponerme al día justo a tiempo para el inicio de su tercera temporada (actualmente en emisión) ha sido más que buena.

Nos encontramos ante una ficción de TNT (en nuestro país la podéis ver en Movistar Plus), cadena que ha tenido algún que otro producto destacado en los últimos años, como podrían ser Good Behavior, The Alienist o Southland, pero que tampoco es una de las principales cadenas norteamericanas. Animal Kingdom nos muestra el inicio del viaje de J, un joven que ve morir a su madre tras una sobredosis y acude a la única familia que tiene, su abuela Janine Cody, conocida como Smurf, que vive junto a los tíos del muchacho en una unidad familiar bastante desestructurada, que se caracteriza por una cosa: son unos expertos ladrones y timadores que viven a base de dar golpes de diversa índole, y lo llevan haciendo desde que les salieron los dientes. Digo viaje porque durante estas dos temporadas y media emitidas, J crece de una forma bastante interesante, y el rol que va adoptando poco a poco hace que su figura vaya ganando peso con el paso de los episodios. A J le interpreta Finn Cole, que podríais reconocer por ser Michael Gray en Peaky Blinders. Aquellos que vieron en su día Southland, igual les suena Shawn Hatosy (Sammy en aquella ficción), que da vida a Andrew Cody, más conocido como Pope. He destacado estos dos porque quizá sean los más que más os suenen si sois consumidores de series habituales; si no, simplemente deciros que tienen un papel muy destacado y sus actuaciones puede que sean de lo mejor dentro del elenco, junto a Ellen Barkin, que interpreta a la ya mencionada Smurf.

Para esta época estival, creo que puede ser una ficción muy fácil de ver, que al final pienso que es lo que la mayoría pedimos a un periodo en el que nos gusta relajarnos y no complicarnos mucho la vida. Lejos de ser una serie que demanda del espectador atención incondicional o provoque sentimientos encontrados, es fácilmente consumible, su trama engancha, y logra mantener la tensión durante toda su trayectoria, explorando caminos que no muchas otras se atreverían, con momentos muy impactantes y destacados. Si os gusta el género de criminales, que tal vez no lleguen a la categoría de mafiosos al uso, pero que sí que se mueven al margen de la ley, Animal Kingdom puede daros una grata sorpresa.

Goliath (María)

Si os gustó la primera temporada del abogado borracho y desastroso que se enfrenta contra los poderosos… la segunda temporada os gustará aún más. La serie ha regresado con fuerzas renovadas y ha ganado en ritmo, tensión y profundidad. Sigue siendo el drama de un tipo que se enfrenta contra la empresa que fundó y que luego prescindió de él, pero la acción ha sumado puntos de dinamismo y la serie es ahora aún más entretenida, sin perder un ápice de su calidad.

Si no visteis la primera temporada, no pasa nada por leer el primer párrafo, porque no os he destripado nada. La serie trata de abogados, es “otra serie de abogados”, pero es especialmente buena y tiene al fantástico Billy Bob Thornton como protagonista. El actor ganó el Globo de Oro por su trabajo en la primera temporada y sería perfectamente justo que lo ganase de nuevo por la segunda.

La serie es entretenida, tiene mucha calidad de producción y un elenco magnífico que se luce en sus interpretaciones. La trama es sofisticada y compleja, pero fácil de seguir. Es un poco la típica historia del abogado marginal contra el gran conglomerado empresarial, de ahí que la serie se llame Goliath… en referencia a ese David bíblico que venció al gigante. El protagonista sería David en este caso. Hay giros de guión y golpes sorprendentes.

Tanto la primera como la segunda temporada son cortitas y cómodas de ver; ambas constan de ocho episodios de aproximadamente 45 minutos cada uno. Lo cierto es que se hace corta, al menos a mí se me hizo corta, pero a quienes desconfíen del exceso de metraje y del “relleno”, les aseguro que en esta serie no hay espacio para “paja”.

Harrow/Glitch (Víctor)

Para mis dos recomendaciones; sí, dos, me iré a las antípodas para hablaros de dos series australianas que he visto recientemente, y me han resultado lo bastante llamativas para recomendarlas para este verano, aunque una de ellas con algún pero.

La primera de ellas es Harrow, protagonizada por el galés Ioan Gruffudd, el cual ha participado en muchas ficciones americanas, aunque muchos no acordaremos de él por la malograda Forever, una serie de las canceladas antes de tiempo en la que interpretaba a un forense inmortal. Pues en Harrow repite profesión, aunque sin el factor fantástico; aquí es un simple mortal. La serie empieza con él a punto de irse de la comisaría donde trabajaba pero el descubrimiento de un cadáver hace que cambie de idea. Decide quedarse hasta resolver ese caso, ya que tiene una  conexión oculta con la víctima que se irá explicando a lo largo de la temporada. Mientras tanto irá resolviendo otros casos que se le presentarán.

Parecerá raro recomendar una serie procedimental, aunque tenga una pequeña trama serializada, pero es el diferente tono de la serie lo más llamativo. Estamos acostumbrados a series americanas cortadas por un patrón bastante definido y, salvo excepciones, difícilmente veremos ritmos narrativos destacables; sin embargo, el estilo de esta serie australiana me resulta lo suficientemente diferente para que su forma de contarnos cada caso resulte fresco y, a su vez, entretenido. Otro bonus es que la serie cierra el arco en esta temporada y, aunque acaba en cliffhanger, está confirmada una segunda temporada.

En España aún no se emite por ninguna cadena pero AXN ya ha dicho que en septiembre la estrenará.

Mi segunda recomendación es Glitch. Esta serie de ciencia ficción/fantasía de 2015 tiene hasta ahora dos temporadas de 6 episodios cada una, la segunda emitida el pasado 2017. Está levemente inspirada en la famosa serie francesa Les Revenants, que por si no lo sabíais/recordáis, tuvo dos hijos bastardos en USA con bastantes malos resultados (The Returned y Resurrection). Al igual que estas parte de la misma premisa, la vuelta a la vida de unos personajes que murieron en diferentes épocas.

Ambientada en un pequeño pueblo de Australia, Yoorana, un policía local se encuentra con los “renacidos” y se lleva una sorpresa al ver que entre ellos se encuentra una cara conocida, esto hace que intente protegerlos ante los que se les vendrá encima.

Lo más interesante de esta serie, además de ese toque aussie del que hablé antes, es que salvo el comienzo y el desarrollo de los personajes mediante flashbacks, esta toma un camino bastante distinto a las series similares que comenté antes. Sin intentar ser grandilocuente nos narra una historia bastante comedida que solo se expande en cuanto se centra en los personajes, y cuyo misterioso regreso no oculta durante mucho tiempo centrándose luego en otras tramas que se irán produciendo, además de ir ahondando en el pasado de los que han regresado.

A diferencia de Harrow, esta serie sí la podéis encontrar en Netflix; las dos temporadas. El único pero que comentaba antes es que la serie no tiene aún confirmada su continuación, pero tampoco está cancelada, y viendo el tiempo que ha pasado entre temporadas como muy pronto volvería a finales de 2019.

Comparte: