Pilotos: Reverie

Pilotos: Reverie

Ya lleg√≥ la temporada veraniega y no se nota solo por la gran disminuci√≥n de series en emisi√≥n, sino porque empiezan a ver la luz algunas de aquellas series anunciadas en los upfronts del a√Īo pasado pero que por alguna extra√Īa raz√≥n han ca√≠do en el olvido hasta ahora, como ha sido el caso de Reverie.

Este nuevo estreno de NBC nos presenta una tecnolog√≠a en desarrollo que le permite a quien pueda permit√≠rselo, disponer de un mundo de realidad virtual √ļnicamente ligado a la mente del sujeto en cuesti√≥n; el problema est√° en que algunos sujetos de prueba se han quedado con su mente atrapada en Reverie (el programa) y para ello recurren a Mara Kint, una negociadora cuya labor ser√° conseguir que las personas atrapadas logren despertar.

Nos encontramos con un reparto con caras conocidas de la televisi√≥n como pueden ser Sarah Shahi (Person of Interest), Sendhil Ramamurthi (Heroes) y Dennis Haysbert (The Unit), un grupo de actores con muchos episodios a sus espaldas y que te hace preguntarte c√≥mo una serie con un cast as√≠ en network ha sido relegada a esta √©poca del a√Īo. De todos modos pese a la solera del reparto, los personajes durante este primer cap√≠tulo son un c√ļmulo de clich√©s a los que habr√° que ver si llegan a evolucionar en alg√ļn momento.

¬ŅQu√© es lo que nos muestra este piloto? Una procedimental con un toque a lo Inception pero tecnol√≥gico que gracias a este punto tiene material para poder hacer algo interesante en un futuro, pero cuyo caso de presentaci√≥n es terriblemente aburrido y falto de chispa. Puede que sea algo premeditado para centrarse m√°s en Reverie en s√≠ que en la persona atrapada, pero no quita que la imagen que da sea bastante pobre.

Reverie tiene armas con las que poder terminar siendo un producto muy bueno y una de esas procedimentales con trama que tanto les cuesta hacer a las cadenas, pero no dejan de ser armas de doble filo que son fáciles de terminar repercutiendo en la propia serie. Otras cosa es que las use, porque si Reverie va a ir cortada por el patrón de su piloto nos podemos terminar encontrando a una procedimental simplona con toques de ciencia-ficción.

Comparte: