Reviews Agents of SHIELD: The One Who Will Save Us All

Reviews Agents of SHIELD: The One Who Will Save Us All

Quizás este episodio baje un poco el nivel comparado con los anteriores, pero la temporada sigue en plena forma y mientras nos adaptamos al nuevo villano y nos despedimos de la antigua villana, ahondamos en las heridas de un equipo de personas que ha sucumbido a la presión y a la desconfianza y que apenas se soportan entre sí.

Aunque en Agents of SHIELD no percibimos consecuencias directas del desarrollo o desenlace de Infinity War, sí que indirectamente hay una clara relación entre los pactos de la Confederación con HYDRA, la toma del poder de Gravitom y la inminente participación de Thanos en el futuro de la humanidad. Si no fuera por la amenaza que implica Thanos, ni Hale ni nadie hubiera aceptado entregar inhumans y gravitonium a cambio de protección. Asimismo, si no fuera por la intervención de Thanos, la confederación no se hubiera plantado en la Tierra para hacerse con sus materias primas. Y para colmo, si Talbot no hubiera escuchado hablar de Thanos, no se le hubiera pasado por la cabeza aumentar su poder y asumir que debe cavar en la tierra en busca de un yacimiento de Gravitonium. Por el momento, los dos últimos episodios tienen lugar durante los acontecimientos de la película y la relación entre ambas es palpable, aunque no hay spoilers y simplemente, Agents of SHIELD continúa con su trama, pero utiliza los acontecimientos de Infinity War para enriquecer aún más la narración propia.

La mitad del equipo está secuestrado en una nave espacial, mientras que la otra mitad discute bajo tierra (en el Faro) y lidia con unas relaciones cada vez más viciadas. Mack y Fitz mantienen una conversación muy intensa sobre la ética, el sacrificio y el pragmatismo. Fitz es un tipo que tira por la eficiencia y cree que Yo-Yo obro con criterio al asesinar a Ruby. Sin embargo, Mack es un héroe con una moral muy sólida que se siente fatal porque su novia mató a una adolescente, movida por la venganza y el miedo. Posiblemente Mack sea mejor persona, pero Fitz es un personaje infinitamente más interesante y con un recorrido más amplio… además, minutos antes de esa conversación el propio Mack está a punto de cargarse al alien que había consumido el odium. Supongo que viven una situación complicada en la que ni ellos mismos son capaces de analizar todas las aristas morales y filosóficas y las distintas interpretaciones. En todo caso, aunque no tengan ni un tercio del carisma de FitzSimmons, me da lástima que la pareja formada por Yo-Yo y Mack se rompa.

Y hablando de Yo-Yo, su enfrentamiento con Daisy ha sido una de las mejores cosas del episodio. La tensión creciente entre Daisy y Yo-Yo culmina en una escena en la cual se pelean usando poderes inhumans, hasta que Melinda las frena.Me gusta todo este malestar, me gusta que los personajes desconfíen los unos de los otros y que estén en un punto de tensión y ansiedad en el cual terminen peleando entre sí. Además, Daisy se fue a desenterrar a su madre cuando pudo haber estado en el Faro salvándolos a todos y evitando que Talbot se convirtiese en … lo que sea que se haya convertido.

Daisy ha tenido un buen momento al pelear con su antaño amiga y otro momento muy divertido escuchando a Deke convertido en diálogo más profundo al recordar a Lincoln y a todas las personas que ha perdido. Me encanta que las heridas dejen cicatrices y que la gente no olvide a sus amantes porque haya pasado una temporada, lo coherente es que Daisy recuerde a Lincoln y que simplemente no haga referencias a él porque está ocupada en otras cosas. En todo caso, los limones sobre la cama y la declaración de amor frustrada han puesto la nota cómica del episodio.

Hale ha muerto. Esta temporada todos los villanos mueren y son sustituidos por otros villanos. Murió Sinara, Kassius, Ruby y asumo que en el último episodio morirá Graviton. El nuevo villano tiene su estilo, me gusta esa mezcla de tremendo poder y absoluta locura. Adrian Pasdar está teniendo la oportunidad de lucirse y creo que la está aprovechando. A todos nos ha puesto la piel de gallina cuando ha obligado a Coulson a arrodillarse ante él y su papel de tirano loco funciona bastante bien.

En un alarde de estupidez más propia del viejo Talbot que del nuevo Graviton, nuestro amigo absorbe a un importante miembro de la confederación para ocupar su lugar y otorgar su confianza al padre de Kassius, sí, al padre del lamentable villano de gran parte de esta temporada. Por si acaso el espectador medio es igual de torpe que Talbot, él mismo nos recuerda de quien se trata cuando dice algo así como “me he hecho amigo de un tal Kassius, quien tiene dos hijos”, como si fuera pertinente en la conversación mencionar el número de hijos de unos u otros. Como si tuviera algún sentido que dos líderes de planetas distintos hablen de sus hijos en su primera conversación. Pero bueno, vale, queda claro que estamos ante el padre de Kassius y por lo tanto continuamos dando pasos hacía el destino futuro que queremos evitar.

Comparte: