Review The Originals: What, Will, I, Have, Left

Review The Originals: What, Will, I, Have, Left

Tras una semana de parón, retomamos la quinta temporada de The Originals con un episodio que quizá para algunos haya supuesto una sorpresa, pero que un servidor se olía desde hacía tiempo, al menos en cuanto a la trama principal se refiere y el destino de uno de los protagonistas de la ficción. Veamos qué ha deparado este sexto capítulo, dirigido por Charles Michael Davis (Marcel en la serie).

Reconozco que me ha parecido un gran episodio. No ha habido grandes dosis de acci√≥n, y de hecho ha sido un cap√≠tulo bastante pausado en cuanto a narraci√≥n se refiere, porque el √ļnico momento en el que se han precipitado los acontecimientos ha sido en su desenlace, pero por el camino, ha ido preparando el terreno para lo que se avecinaba, que no ha sido otra cosa que despedir a uno de los mejores personajes que nos ha ofrecido The Originals, Hayley Marshall.

Era llamativo que siendo tan relevante durante todos estos a√Īos, Hayley hubiera tenido tan poco tiempo en pantalla en la temporada final de la ficci√≥n. Pero claro, si me hab√©is le√≠do durante las semanas anteriores, ya era algo que hab√≠a despertado mi atenci√≥n y mis sospechas de que estaba m√°s fuera que dentro, ya que no era la primera vez que me encontraba con una serie en la que un personaje perd√≠a relevancia en determinado punto de la historia y, tiempo despu√©s, sal√≠a de la ficci√≥n de una forma u otra. Estando en The Originals, la forma normal de salir de ella es con los dos pies por delante, teniendo en cuenta qui√©nes son sus protagonistas y el goteo de cad√°veres que han ido dejando durante todas sus temporadas, y si quer√©is podemos contar tambi√©n los de The Vampire Diaries. Pero he de reconocer que si bien otras series no despiden como se debe a sus personajes, o lo hacen de forma equivocada, se nota que los responsables de la ficci√≥n quieren la serie y a sus personajes, porque me ha parecido un homenaje a la figura de Hayley a la altura de lo que ha sido su personaje.

Una mujer fuerte, una l√≠der para los suyos, que no se amedrent√≥ cuando entr√≥ en la familia Mikaelson y todo lo que ello supon√≠a, sino que se erigi√≥ como una figura importante dentro del n√ļcleo de los Originales y creo que, por encima de todo, ha sido una madre que ha querido a su hija m√°s que a nadie en el mundo. Todas las conversaciones que mantiene con Hope son fiel reflejo de lo que ha sido Hayley, y me ha parecido estupendo que le hayan dedicado un episodio para decir adi√≥s a su personaje, y su final creo que es digno de alguien tan importante para la historia: salva a su hija y acaba con la amenaza que estaba poniendo en peligro a su familia, habi√©ndose sacrificado antes para que Hope no renunciara a su parte como lic√°ntropo, permiti√©ndole que ella decida sobre su futuro y que acepte qui√©n es, el ser m√°s poderoso que nos ha brindado la mitolog√≠a creada durante estos a√Īos, primero en The Vampire Diaries y despu√©s en The Originals. Echar√© de menos a Hayley, pero con una despedida como √©sta, solo me queda aplaudir y alabar el trabajo hecho en este cap√≠tulo, tambi√©n desde la direcci√≥n por cierto; bien por Charles detr√°s de las c√°maras.

Y digo que acaba con la amenaza porque tras la muerte de Greta, todo parece indicar que el problema nazi termina aqu√≠. Roman ha demostrado ser un panoli que no ten√≠a ni idea de lo que su madre se tra√≠a entre manos (adem√°s de ser un soso de cuidado) y Antoinette no tiene pinta de continuar las ideas que ten√≠a Greta y quiz√° quiera tener un futuro al lado de un Elijah que no tiene visos de volver a ser el que era antes. Si al ver a Hayley morir no es capaz de reaccionar lo m√°s m√≠nimo, poco queda ya que le pueda hacer volver, y ahora mismo no s√© si hay alguna forma de hacerle recordar qui√©n era; o al menos que pueda querer volver con los Mikaelson, algo que no parece muy cercano en estos momentos. Ahora¬†la duda est√° en cu√°l ser√° la amenaza de cara a la segunda mitad de temporada, porque recordad que quedan todav√≠a siete episodios para la conclusi√≥n de la serie, por lo que deber√°n introducir algo m√°s… o recuperar el problema de The Hollow que, como era de esperar, con la lucha entre Klaus y Elijah a pocos metros de Hope se ha reavivado nuevamente. Quiz√° el enemigo final vuelva a ser este mal que vimos la temporada pasada, o quiz√° no, pero conf√≠o en que est√© a la altura de las circunstancias, teniendo en cuenta de que ya nos dirigimos hacia el final definitivo.

Al margen del n√ļcleo principal del episodio, la despedida de Hayley, quisiera rese√Īar dos temas m√°s. Uno es la parte m√°s dirigida al fandom, sin lugar a dudas: hablo de las escenas de Klaroline, claro. A m√≠ personalmente nunca me emocionaron demasiado, ya lo coment√© en su momento, por lo que sus escenas tampoco me han parecido lo mejor de este cap√≠tulo. Eran necesarias, sin duda, das pie a conversaciones en las que se nota que Klaus (aunque no lo parezca) ha crecido como persona desde que Hope est√° en su vida; √©ste es el objetivo de estas escenas, in my opinion.¬†Eso s√≠, supongo que los fans de esta pareja habr√°n disfrutado con sus momentos.

Y luego, el otro tema que me ha llamado la atenci√≥n es que le hayan dado bola a un nuevo personaje que han a√Īadido este a√Īo, y que salvo un par de escenas irrelevantes no hab√≠a tenido muchos minutos en pantalla, Declan, el novio humano que ten√≠a Hayley. No comprend√≠a durante el transcurso del cap√≠tulo el motivo por el que le daban tanta atenci√≥n al muchacho, pero claro, todo tiene explicaci√≥n: resulta que es familia, nada m√°s y nada menos, que de Cami, que era su prima. No s√© si han incorporado estas escenas por alg√ļn motivo en especial, o si se trata solo de un gui√Īo a un personaje querido y que tuvo su importancia temporadas atr√°s. Ya veremos por d√≥nde nos salen.

Con algo tan importante como la muerte de una de las protagonistas de la ficción nos deja The Originals para afrontar la recta final de la serie, dando un paso adelante en la trama y que parece abrir una nueva fase que espero que sea interesante y nos deje un gran sabor de boca cuando nos despidamos de ella definitivamente. Nos vemos en la próxima.

Comparte: