Review Arrow: The Ties That Bind

Review Arrow: The Ties That Bind

¿Puede que estemos ante uno de los mejores episodios de la temporada? Puede que estemos ante uno de los mejores episodios de la temporada. Eso depende de cada uno y de sus sensaciones con respecto a este capítulo en concreto y a la temporada en general. Para mí, creo que es uno de los mejores de Arrow este curso, y eso que hemos tenido alguno bastante destacado por el camino.

Ya el cold opening es un gran ejercicio de ritmo, acción e intensidad. Cambiando de un protagonista a otro, vamos viendo cómo nos los muestran disfrutando de su vida privada y pasando tiempo con los que más quieren… excepto Dinah que va repartiendo a diestro y siniestro. No obstante, todo se precipita tras el mensaje de Anatoly a Oliver, advirtiéndole de que corre peligro. En cuestión de minutos, la situación idílica se va al aire para dar paso a acción descontrolada de un lugar a otro, y vamos viendo cómo los personajes salen indemnes por muy poco, algunos con más problemas que otros. Tras esto, se repliegan se reúnen en el búnker del DCR, para planear cuál es su siguiente jugada ante el poderío demostrado por Díaz en un solo movimiento. Y mientras lo hacen, observan cómo la Arrowcave salta por los aires tras el asalto de los hombres de Díaz, que vuelan el lugar, quemándolo todo a su paso. No sé si os ha pasado a alguno, pero  me ha venido a la mente el estado en el que se encuentra el búnker en el episodio de la primera temporada de Legends of Tomorrow, cuando viajan a la futura Star City y aquello está completamente abandonado y olvidado. No quiere decir nada, puede que para la próxima temporada lo arreglen y se quede como nuevo, o que se vayan a un nuevo sitio, pero me ha venido a la mente ese momento.

En el episodio 20 tuvimos un acercamiento entre Oliver y Anatoly que ya dije que me parecía más correcto y con más sentido que la voluble lealtad de Laurel dependiendo del día (y sobre todo su construcción tan mala durante este año, o más bien evidenciando que iba a acabar traicionando a Díaz). Como el villano le dice al ruso durante el episodio, la relación que comparten estos personajes se remonta mucho tiempo atrás, y hace bien The Dragon en sospechar del anterior pakhan, porque efectivamente las lealtades cambiaron tras el encontronazo que tuvieron Oliver y Díaz hace dos episodios, y el ruso ha apostado finalmente por ayudar a nuestro protagonista, primero avisándole del asalto de su enemigo, y luego dándole la información para atacar el convoy que lo trasladaba a una nueva localización. Repito, esta línea argumental tiene mucho más sentido que la de Black Siren, y me alegro de que la exploten.

Pese a la información de Anatoly, el plan falla y acaba con el equipo teniendo que replegarse otra vez, no sin una baja, la de Curtis, que es apuñalado por Díaz y casi acaba con su vida, de no ser porque el villano estaba más preocupado de recuperar un USB que de matarle. Este dispositivo centrará lo que viene a continuación en el episodio, y son las dos nuevas rondas en el combate entre el equipo de protagonistas y Ricardo Díaz. Y digo equipo, porque tras ese primer intento de acabar con sus vidas y las de sus familias, todos los justicieros aceptan trabajar juntos para terminar con la amenaza que presenta Díaz. Esta jugada es lógica, aunque creo que no tiene mucha continuidad, porque si bien es cierto que ponen sus diferencias a un lado para conseguir un objetivo mayor, las rencillas pienso que siguen ahí, y una vez que acabe el conflicto, estoy casi seguro de que cada uno marchará por su lado. No creo que en el cierre de esta temporada se reintegre el Team Arrow, en todo caso lo entendería de cara al comienzo de la próxima, narrativamente pienso que tiene más sentido.

Uno de los conflictos que hemos visto en este episodio ha sido con el Olicity como epicentro, ya que la hacker decide actuar por su cuenta y, desobedeciendo las órdenes de Oliver, entra en pleno tiroteo en la comisaría para hacerse con los datos que había hackeado previamente del USB de Díaz, gracias a que Lyla había puesto un dispositivo en la zona que le permitía hacerlo. Sinceramente, a estas alturas de vida, me resulta bastante desconcertante que riñan por un asunto así. Entiendo el punto de vista de Oliver, que quiere asegurarse de que su hijo no se queda solo en caso de que a él le pase algo, pero parece que no conozca a Felicity, y parece que era necesario meter un conflicto donde no lo hay. Como le dice Lyla en el episodio, tanto ella como John comprendieron qué línea de trabajo tenían y los riesgos que asumían; lo mismo se podría aplicar a Oliver y Felicity, que no es que tengan un empleo de oficina tranquilo y anodino. La discusión de pareja en los momentos en los que nos encontramos no tiene mucha lógica, pero al final, no ha acabado yendo a más.

La ronda final la vivimos en la guarida del DCR, que es asaltada por las tropas de Díaz en pleno proceso de hackeo de Felicity, que al final resulta infructuoso ya que tienen que salir por piernas y apenas con vida. Nuevamente, Díaz se impone a ellos, y no solo al equipo de los buenos, sino también al de los malos ya que, otra vez, da otro golpe de Estado por así decirlo, y mata no a uno, sino a dos miembros del Cuadrante, quedando ahora tan solo uno que le guarda lealtad y Anatoly como su segundo, que pese a filtrar información a Oliver mantiene su coartada y consigue ganarse la confianza de Díaz, desviando la atención hacia una de las líderes del Cuadrante, que termina con algo atascado en su garganta. Ahora Ricardo Díaz tiene una infraestructura criminal todavía mayor, y tan solo hay una grieta que podría ser explotada por nuestros protagonistas en la Season Finale, el propio Anatoly. Ahora bien, ¿será suficiente tenerle como topo para detener a Díaz? Con los escasos recursos que le quedan a Oliver y a los suyos, y los abundantes que tiene The Dragon, la cosa pinta bastante cruda. He aquí lo que puede ser uno de los puntos claves para el desenlace de la temporada.

Ante las dificultades, Oliver termina acudiendo a la agente Watson del FBI, y confesando que es Green Arrow para así convencerla de que les ayude. Ese es uno de los requisitos que pone la agente, pero hay otro que no nos revelan, y que me hace pensar que lo que le va a pedir a continuación es que una vez Ricardo Díaz sea derrotado y llevado ante la justicia (o incluso termine muerto, vete a saber), Oliver deberá entregarse por ser el justiciero de Star City. Ya dije la semana pasada que un final de sexta temporada con nuestro héroe encarcelado no me extrañaría nada, y tras eludir la prisión por vía judicial, puede que no sea capaz de evitarlo de nuevo y acepte los términos de Watson y se entregue. Es pura elucubración, pero no lo veo descabellado.

A tan solo un episodio de la conclusión de la temporada, creo que la cosa no podría pintar mejor, y creo que nos espera un cierre de curso bastante movido, tal vez no como el de Lian Yu hace un año, pero quizá lo suficientemente bueno como para dejar el listón de esta entrega bastante alto. Nos vemos la próxima semana con la Season Finale.

Comparte: