Lo Mejor de 2017: Comedias

Lo Mejor de 2017: Comedias

Momento de analizar cuáles han sido las mejores comedias de este año a juicio de nuestros colaboradores. Como curiosidad, FOX y NBC empatan en el número de series que meten en este repaso (dos cada una), mientras que en cable tenemos un mayor reparto, ya que se incluyen productos de Netflix, Hulu, Adult Swim (solo con decir la cadena muchos sabréis de qué serie se trata) y FXX. Sin más dilación, aquí tenéis las elegidas.

Las mejores comedias a juicio de María

Mejor comedia en network: Brooklyn Nine-Nine (Fox)

En la quinta temporada, la serie sigue estando en plena forma y es capaz de ofrecernos cada semana buena comedia, tramas bien cuidadas, personajes geniales que mejoran año tras año y chistes internos o lugares comunes que la dotan de un encanto especial y que hacen que nos sintamos parte de la comisaría.

Hay muchas cosas en esta serie que son magníficas, pero en el momento actual, lo que más me gusta es que han conseguido crearnos unos lazos con los personajes, por quienes sentimos simpatía y cariño y a estas alturas, nos importan, algo muy importante en una sitcom que tras cinco años en antena podría empezar a mostrar síntomas de desgaste. Pero si unimos el cariño al grupo de personajes con algunos episodios absolutamente hilarantes y otros que se salen de la tónica habitual de la propia serie terminamos viendo un producto genial, divertidísimo y consolidado.

El final de la cuarta temporada fue muy interesante y nos plantó a los personajes en un escenario que no habíamos previsto, el lugar donde empezamos la quinta temporada y que sirvió para regalarnos una tanda de episodios sobresalientes. En el 2017 es preciso destacar el episodio 99, que a todos los efectos podría ser el 100… pero haciendo honor al nombre de la serie celebraron el súper episodio especial en el 99 y … fue absolutamente genial, una road movie disparatada que nos brindó buen humor al estilo clásico.

Mejor comedia en cable: Future Man (Hulu)

La temporada de Future Man me ha parecido sensacional desde el primer al último episodio. Es una serie con muchísimo ritmo, gran dosis de risas y unos personajes magníficos. La serie es brillante y cada episodio funciona perfectamente mezclando un humor gamberro con complejísimas tramas que ya quisiera algunas series dramáticas. La trama principal es pura ciencia ficción: con viajes en el tiempo, malvados humanos mejorados y una gran corporación amenazante; pero la forma en la que los personajes se enfrentan al problema es cómica, aunque ellos son serios, se toman en serio a sí mismos y sufren muchísimo las desgracias que les pasan.

El humor es burdo, baste decir que uno de los mejores momentos de la serie es un chiste de penes, pero pese a este humor ocasionalmente zafio, la serie se mueve dentro de unos cánones nada vulgares porque está muy bien ejecutada y detrás de cada vómito o semen derramado hay una base narrativa sólida, de manera que nos reímos ante la poca vergüenza de la serie, pero a la vez, notamos que ningún elemento está soltado al azar sólo para escandalizar o lograr una carcajada fácil, sino que todos los componentes de la serie están perfectamente atados.

La serie está repleta de guiños a la cultura pop y este tirón de nostalgia es algo que seduce a un enorme sector del público. Personalmente creo que parodian y homenajean de una forma divertida que no nos saca de la trama e incluso sirve a un propósito dentro de la misma, como el episodio de James Cameron, fundamental para entender mejor el viaje personal de Wolf y clave para la trama de ahí hasta el final de la temporada.

Me gusta especialmente la evolución de los personajes, que están bien construidos y presentan un desarrollo complejo y acorde con las particularidades que les tocan vivir. Mientras unos de ellos, la heroína badass, termina mostrando una sensibilidad imposible en el piloto, el típico perdedor se termina convirtiendo en un auténtico héroe y el tercero en discordia protagoniza un divertidísimo recorrido en el que descubre la cocaína, la cocina y el éxito profesional sin perder un ápice de coherencia y sin dejar de hacernos reír.

Las mejores comedias a juicio de Víctor

Mejor comedia en network: Superstore (NBC)

He estado dudando entre varias opciones para esta categoría, al final me he decantado por esta por ser la más veterana de mis opciones. En ella se nos narran las vivencias de los trabajadores del Cloud 9, una gran superficie situada en el medio oeste de los EE.UU, en Saint Louis, Missouri. Esta serie de NBC apareció en mi radar sin hacer apenas ruido, sólo basta decir que no la empecé a ver hasta a pocos días de empezar su segunda temporada, al darle una oportunidad en una de mis búsquedas de nuevas sitcoms para ver.

Respecto a las comedias, siempre he tenido problemas para encontrar una que encaje con mi estilo, de las muchas que veo, la mayoría terminan perdiéndose por el camino y dejan de gustarme tras varias temporadas, donde pareces que estás viendo lo mismo una y otra vez. Los personajes acaban pareciéndome muñegotes que lo único que hacen es repetir frases al tirarle de una anilla a la espalda.

Por suerte, siempre encuentras alguna serie que intenta tirar por otro camino, desarrollar a sus personajes para que sus líneas tengan una coherencia acorde a lo que les rodea, y que no se conviertan en simples loros que repiten lo mismo una y otra vez, terminando por predecir todo lo que va a pasar. Superstore es una de ellas, y tras tres temporadas me parece que ha alcanzado un nivel de estabilidad tras haber perfilado a sus personajes, dejando algunos por el camino y a otros habiéndolos encauzado hacia lo que mejor saben hacer. Siempre hay alguna excepción, claro, como en el caso de Glenn, que no deja ser un personaje muy caricaturesco, pero al ser la serie tan coral ese efecto queda más difuminado y termina teniendo menos impacto.

Mejor comedia en cable: It’s Always Sunny in Philadelphia (FXX)

Que una serie, tras 12 temporadas, siga pareciendo tan fresca como en los primeros días, y que además nos haya deparado 2-3 episodios que fácilmente entrarían en un top ten de los mismos, ya deja claro el porqué IASIP ha sido una de mis opciones más obvias para ser la elegida como mejor comedia de cable de 2017.

Esta, que ya hace años alcanzó el estatus de serie de culto, nos sigue deleitando cada año con la peripecias de un grupo de amigos poseedores de un bar en un barrio perdido de Philadelphia. Llegando a niveles de bizarrez que difícilmente es posible ver en otra serie hoy en día, y con un repertorio de personajes dignos de un manicomio donde se tiraría la llave de las habitaciones al meter a alguien ahí.

Sin haber tenido el reconocimiento merecido, es bastante notable que esta serie siga activa, aunque sigo manteniendo que precisamente es esta la razón principal del mismo hecho, ya que una de las principales causas de defunción en el panorama televisivo es la muerte por exceso de fama. Por eso me alegro que esta serie siga como esté, sin tener que rendir cuentas a nadie salvo a su pequeño público, y que ojalá la serie siga durando lo que quiera mientras no decaiga el nivel de la misma, sólo veo fin de ella más por decisión de los creadores que por una cancelación de la cadena.

Las mejores comedias a juicio de Iván

Mejor comedia en network: The Good Place (NBC)

Puede que esté aquí por el sensacional tramo final de su primera temporada, o porque ha sido una habitual en la sección semanal durante todo el otoño, aunque es probable que la respuesta sea más sencilla: simplemente The Good Place es una gran serie.

Quienes me conocéis sabéis que no suelo fichar muchas comedias, ya que en la mayoría de los casos el sentido del humor que tiene la gran mayoría no es muy de mi agrado, pero quién me iba a decir a mí que una comedia no muy excesivamente divertida terminaría siendo una de las series que más esperaría cada semana. A muchos nos conquistó con ese giro a principios de año y nos terminó de enamorar con la temporada actual, pocas series son capaces de dejarte con una sonrisa tan grande a cada episodio de la manera en la que lo logra esta.

Un derroche de personajes carismáticos y entrañables, una mezcla entre locura y humor sutil, y ante todo el hacer honor a su título y durante media hora regalarnos a los espectadores un lugar en el que ser felices. Eso es The Good Place y por eso está aquí.

Mejor comedia en cable: Rick And Morty (Adult Swim)

Lo mío es el contraste, pues si dentro de la comedia hay una serie totalmente opuesta a mi ganadora network, es Rick and Morty, la joya de animación creada por Dan Harmon y Justin Roiland que a su vez es la mezcla más perfecta entre el humor inteligente y el más soez. Sencillamente una serie brillante.

Tras una larga espera y un estreno a traición el día de April’s Fool (lo que vendría siendo la versión americana de los Santos Inocentes en España), la tercera temporada de Rick and Morty ha supuesto que esta vaya más allá de sus propios límites marcándose 10 episodios en los que roza la perfección en la gran mayoría de ellos y llegando a ella sobre todo en uno: el genial The Ricklantis Mixup.

Saber reinventarse tiene mérito, pero hacerlo a cada episodio y sin perder tu esencia es algo que nunca había visto hasta que llegó esta serie a mis manos. La maestría que han demostrado en esta tercera temporada queda muy lejos de cualquier otra cosa que haya podido ver en comedia este año.

Las mejores comedias a juicio de Daniel

Mejor comedia en network: New Girl (FOX)

Tengo sentimientos encontrados con New Girl. Ha sido durante muchos años una comedia que he disfrutado bastante, y año tras año la he considerado como una de mis sitcoms favoritas, con un elenco que me encanta y con momentos disparatados que me han hecho reír a carcajadas. Pero las dichosas renovaciones y cancelaciones tuvieron que entrar en juego.

Cuando todo apuntaba a que la sexta entrega de la serie de Zooey Deschanel iba a suponer su final, e incluso la trama iba encauzada a ello, ofreciendo un final que yo considero satisfactorio para la trayectoria de New Girl y lo que habíamos visto en ese curso, FOX decidió, contra todo pronóstico, otorgarle una vida extra, que se emitirá en 2018 en algún momento de la midseason, y con menos episodios de los habituales. En términos de calidad, considero que la serie ofreció en su pasada temporada el nivel de épocas pasadas, y con un capítulo final que perfectamente sirve como Series Finale. Supongo que en su renovación habrán tenido en cuenta esto y las audiencias, aunque sinceramente, dejé de preocuparme de esos medidores hace tiempo; si me gusta una serie, las ignoro y disfruto de lo que me ofrecen.

Mi conflicto interno está en el temor a que por querer extender de más el producto (creo que si hubiera tenido menos temporadas habría quedado una serie incluso mejor todavía), la entrega final sea decepcionante y el final peor que el visto en el último episodio de la sexta temporada, que yo creo que satisfizo a la mayor parte de fans. Sea como fuere, en este especial merecía entrar la ficción de la menor de las hermanas Deschanel porque tuvo una gran sexta temporada y quién sabe si su séptima estará a la altura.

Mejor comedia en cable: Master of None (Netflix)

La decisión fue muy dura. Estaba entre la segunda temporada de Master of None y la de Better Things, y al final, me decanté por la de Netflix. De todas formas, os recomiendo encarecidamente ver la de FX, porque ha sido una de las mejores comedias de este año y Pamela Adlon está enorme en su papel. Dicho esto, me tengo que centrar en mi elección, que ha sido la excelente entrega que nos ha ofrecido Aziz Ansari y lo especial que ha sido.

Italia y todo lo que rodea a su cultura me fascina; puede que sea uno de los países más bonitos de este planeta y que merece la pena visitar, por lo que si en alguna serie me introducen elementos italianos, pues van a necesitar poco para ganarme. Pero es que Ansari ha hecho de esta segunda temporada una pequeña obra de arte, que tiene capítulos brillantes y ninguno desmerece al conjunto. Cada episodio es un disfrute sin igual, y encima hemos tenido el placer de conocer a un personaje tan maravilloso como Francesca. Su historia ha sido la pieza angular de la entrega, y creo que es una de las que más me ha emocionado en estos últimos tiempos, y que eso lo consiga una comedia, que no era de mis predilectas, tiene mucho mérito.

Mi compañera Raquel ya nos habló de lo ofrecido por Master of None, por lo que si queréis saber más de la misma, aquí tenéis su excelente artículo. No sé si ha sido renovada por una tercera temporada, pero creo que sería merecido que la tuviera. Lo creado por Aziz Ansari es sumamente especial, y nunca pensé cuando empecé a verla que esta serie fuera capaz de llegarme tanto como lo ha hecho, sobre todo este año con una entrega fascinante.

Comparte: