Crítica: Liga de la Justicia

Crítica: Liga de la Justicia

Llegó la hora de poder disfrutar en cines de Liga de la Justicia, la película que para DC debe ser el gran pilar de su universo y la que despeje todas las dudas que ha generado la irregular trayectoria de dicho universo cinematográfico. Nosotros ya la hemos podido ver y aquí tenéis nuestra crítica sin spoilers.

Durante Batman v Superman se dejó caer tanto en las escenas finales como en los momentos oníricos que se avecinaba un peligro a la Tierra; pues ese peligro ha llegado y resulta ser Steppenwolf, un ser que se dedica a conquistar mundos y convertir a quienes derrota en sus lacayos, los parademonios. La llegada de este enemigo fuerza a Bruce Wayne a montar un equipo que pueda hacer frente a la amenaza usando a las personas con habilidades que descubrió en los videos de Lex Luthor en la película anterior.

El filme tiene dos partes muy diferenciadas, una de búsqueda y reclutamiento de los miembros de la Liga y otra con los enfrentamientos con Steppenwolf y sus parademonios. Ambas partes de la película mantienen un nivel más que aceptable, pero es cierto que la presentación de los personajes nuevos es algo brusca, ya que aunque estén bien hilados respecto a la trama, a mí me ha dado la sensación en ocasiones de que esas explicaciones estaban un poco fuera de lugar y que a lo mejor habría sido más sensato dejarlas para sus películas individuales. El tramo final de batalla, aunque abusa mucho del CGI (llegando a chocar en ocasiones) y tenga un clímax algo decepcionante, debo decir que no se le puede negar que tenga épica y sobre todo es muy disfrutable.

Aunque no me haya terminado de convencer la forma en la que han ido presentando a los personajes nuevos, estos a la hora de verdad cumplen todos con creces, estando además muy compensada la importancia de cada uno de ellos en la trama. Me ha gustado el Barry de este universo, me ha dejado con ganas de ver la película de Aquaman y Cyborg, y pese a todas mis reticencias ha terminado convenciéndome. Por el contrario, el villano me parece de largo de lo peor del film, un enemigo bastante genérico.

Liga de la Justicia cambia mucho de tono respecto al resto del universo DC, aunque ya se pudo ver en menor medida en Wonder Woman, que abandona la oscuridad y seriedad de las producciones anteriores y se marca una película con mucho humor. Esto era otra cosa con la que tenía mis dudas, porque pese a ser muy criticado yo disfrutaba mucho el tono al que nos tenían acostumbrados, sin embargo me parece que el cambio que han hecho ha sido para mejor y esas escenas más ligeras están muy bien traídas.

Se agradece el toque de humor y su duración de escasas 2 horas, siendo bajo mi punto de vista de las mejores películas de este universo DC que está montando Warner y una muestra de que están encontrando su camino.

Comparte: