16 series de las que me despediré este año

16 series de las que me despediré este año

Siempre es difícil decir adiós, sobre todo a algo que te aprecias o a algo que ha marcado una época de tu vida. En mi caso, hoy os quiero hablar de unas cuantas series que despediré este año 2017, que si bien no todas suponen una gran pérdida para mí, otras sí lo hacen, y de paso este artículo puede servir para recopilar algunas de las series a las que diremos adiós conforme pasen los meses. Obviamente, señalo aquellas que ya han confirmado su final, y las que he seguido, pero me voy a dejar otras sin mencionar (por ejemplo, Pretty Little Liars, que no la he visto), por lo que no os ofendáis si omito alguna; el artículo incluirá bastantes, pero no todas. Las he ordenado de menor a mayor interés durante todos estos años, aunque las posiciones, salvo algunas, podrían haber variado.

Vice Principals

vice-principals-pic

Bueno, quizá esta serie a muchos os sorprenda verla, dado que no ha marcado época, ni hará historia en la televisión, y tal vez ni tan siquiera la recordemos con el paso del tiempo, pero ya que el artículo trata sobre series que se marcharán este 2017, y que he seguido, Vice Principals cumple con ambos requisitos. La serie protagonizada por Walton Goggins y Danny McBride se postulaba como una de las apuestas veraniegas en HBO, como comedia que acompañase a Ballers en su emisión semanal. No obstante, desde el primer minuto se veía que no era para tanto, es más, dejaba síntomas de serie mediocre y algo cutre. Ni tan siquiera el gran Goggins fue capaz de revertir la dinámica, y su primera temporada se cerró el año pasado con un buen cliffhanger, algo que buscaba claramente aguantar a los espectadores que tuviese y esperar a la resolución del mismo este año. Al parecer, la historia inicialmente estaba pensada para ser de dos temporadas, por lo que me tranquiliza mínimamente pensar que la trama la tenían clara desde el comienzo y la cadena no ha decidido finiquitarla tras una mala primera temporada. Aún guardo esperanzas para la segunda y definitiva temporada, y espero que al menos le den un final medianamente digno a la historia. Quizá sea mucho pedir visto lo visto. Aún no hay fecha oficial de estreno.

Turn

turn amc

Sinceramente, no espero que cuando hayáis visto esta serie la reconozcáis. Turn es una historia sobre la Guerra de Independencia norteamericana, contando las andanzas del primer espía doble del país. Obviamente, es una serie que tiene un gran componente ficticio, pero realmente no sé hasta qué punto; en una guerra de esa magnitud, se me hace raro pensar que no usaran espías y que hubiera alguno doble. Sea como fuere, Turn pertenece a la AMC, la cadena responsable de traernos míticas producciones como Mad Men o Breaking Bad. Pero eso tampoco ha servido para que Turn tenga un mayor reconocimiento, porque lo cierto es que ha sido nulo. Se irá sin hacer mucho ruido, pero para mí ha sido una serie bastante entretenida, con una trama que pese a lo ficticio no deja de enmarcarse en uno de los conflictos bélicos más importantes de la historia, y un elenco que pese a no contar con grandes nombres, lleva bien la trama y es bastante creíble. La cuarta temporada de esta serie pondrá fin a la historia, y aunque el escenario global está bastante claro, tengo curiosidad por conocer el destino que les depara a los protagonistas, y ver cómo termina su historia. Todavía no hay fecha confirmada de estreno.

Bloodline

bloodline-netflix-cast

Una de las primeras series de Netflix se despedirá de sus seguidores este año. La producción protagonizada por Kyle Chandler y Ben Mendelsohn concluirá su camino en este 2017, tras una primera temporada excelente, y que se ganó numerosos reconocimientos, tanto en forma de crítica como de nominaciones y galardones, pero que en su segunda temporada ha sido todo lo contrario, ya que el nivel parece haber bajado con respecto a su predecesora. Y digo parece porque todavía no la he visto, a pesar de que se emitió hace casi un año. Y es que por falta de tiempo, la aparqué para verla en épocas en las que tuviera algo más de espacio, pero conforme pasaron los primeros días y semanas desde el lanzamiento en la plataforma streaming, lo único que leía eran malas críticas, y opiniones que la calificaban por debajo de lo esperado, por lo que mis ganas no fueron en aumento, sino todo lo contrario. No sé sinceramente cuándo la retomaré, pero sí que quiero darle cierre antes o después, ya que tras una temporada inicial que me gustó mucho, aunque baje el nivel (según dicen) en su segunda, quiero pensar que cerrarán bien la historia en su tercera temporada. Netflix todavía no se ha pronunciado sobre cuándo lanzará la temporada final.

Episodes

Episodes-gets-the-green-light-for-series-four

No, no es un spin off de Friends. Matt Leblanc la protagoniza, y pese a las numerosas referencias a la serie que le dio la fama en televisión, esta comedia es completamente independiente y diferente. Además me gusta porque cuenta los entresijos de la industria televisiva, de la mano de un Matt Leblanc que interpreta un papel en la serie creada por unos guionistas ingleses, que no se adaptan a la vida norteamericana ni aunque lo intenten. La duración de los episodios y las temporadas hace que se vea muy fácilmente, ya que no superan los diez por temporada, y su duración no llega a la media hora. A veces, simplemente se busca eso, un producto entretenido, con el que te rías un rato y desconectes, y la serie de Matt hace eso. No pasará a la historia tampoco por ser la serie fundamental en mi vida (y probablemente en la vida de sus espectadores), pero esta comedia con este estilo tan peculiar me ha dejado buenos ratos, y me dará pena su marcha. Sin fecha oficial de estreno por ahora.

Broadchurch

broadchurch

Sí, aunque parezca mentira, también veo series inglesas. Y más si tenemos como protagonistas principales a David Tennant (creo que no hace falta que le presente) y a Olivia Colman, que muchos habréis conocido en su papel en The Night Manager, miniserie triunfadora en la pasada edición de los Globos de Oro. La trama de la misma parecía destinada a ser una miniserie, ya que en un principio no parecía que pudiera tener mucho recorrido la investigación de la misteriosa muerte de un niño en una localidad costera británica, pero lejos de eso, la segunda mejoró lo visto en su temporada de estreno, ofreciendo grandes episodios y siendo de lo más destacado en los meses en que se emitió en 2015. Con su tercera temporada, pondrá el cierre definitivo a la historia, y tengo muchas ganas de ver cómo la concluyen, y si es capaz de mantener el nivel ofrecido hasta el momento. La fecha elegida para su estreno es el día 27 de este mes.

Longmire

longmire

El viaje de esta serie ha sido cuanto menos tortuoso y complicado. Inicialmente estrenada en A&E, y cancelada tras el final de su tercera temporada, Netflix acudió al rescate y le otorgó una vida extra, emitiendo su cuarta tanda de episodios en la plataforma streaming, y aumentando su duración por episodio hasta rozar la hora por capítulo, algo que a priori podría resultar perjudicial, pero acabó jugando a su favor, ya que la cuarta temporada es probablemente la mejor de la serie, ya que cierra todos aquellos conflictos que dejaron abiertos en la cadena madre, y sirviéndose de su mitología, completaron una entrega cuanto menos notable. Por si fuera poco, tuvo quinta temporada, que no me gustó tanto, pero continuaba con la buena línea ofrecida desde su llegada a Netflix; pero la sexta será su última vida, y se emitirá este año. Tengo que reconocer que no pensé que echaría de menos la serie de Walt Longmire y compañía, dado que en sus orígenes era más procedimental que otra cosa, pero supieron gestionar bien sus bazas y han acabado ofreciendo un mejor producto en Netflix. Todavía no tenemos fecha de lanzamiento, aunque el año pasado se emitió en septiembre, por lo que podría ser aproximadamente por esas fechas cuando tengamos la temporada final.

Orphan Black

orphan-black-season-5

Quizá esta serie no sea la que más voy a echar de menos de la lista que he elaborado, pero sin duda hay algo que sí notaré a faltar: Tatiana Maslany. El descubrimiento de esta brillante actriz ha sido gracias a esta serie, claro está, que la ha catapultado a la fama y a los galardones, ya que logró llevarse un merecidísmo Emmy la edición pasada, por su labor en la serie de BBC America. Y es que Orphan Black es Tatiana Maslany, no hay más. Sus clones y las diferentes personalidades de cada uno de ellos marcan la dinámica de la serie, y la trama está muy bien trabajada y elaborada, pero el magistral papel que hace la actriz consigue que cada vez que mire a la pantalla, no vea a la misma persona interpretando a diferentes personajes, sino que veo a cada uno de sus clones por una individualidad única y especial, con sus virtudes, defectos y características estupendamente diferenciadas y tan bien llevadas por Maslany. Sinceramente, no sé cómo consigue mantenerse cuerda, porque el trastorno de personalidad múltiple es más que posible viendo la cantidad de papeles que tiene que realizar; ya he perdido la cuenta de clones que han salido en la serie, y quién sabe si veremos alguno nuevo en la quinta. Tendremos que esperar hasta el 10 de junio para comenzar la última temporada.

Black Sails

Black Sails Key Season 3 2016

Voy a ser sincero con vosotros: lo que me llevó a comenzar la serie en su día fue la combinación de Michael Bay (conocido por sus películas con numerosas explosiones), piratas (no hace falta decir nada más) y Starz (si habéis visto alguna de sus series, como Spartacus por ejemplo, sabéis de la gran cantidad de desnudos). Tras una primera temporada satisfactoria, una segunda decepcionante, y una tercera que mejoró bastante, a finales del mes pasado inició su temporada final, y he de decir que me he llevado una grata sorpresa, ya que el ritmo de la misma está siendo vibrante y lleno de acción, que era lo que le pedía a esta temporada final, que no bajara el ritmo y nivel ofrecido en su entrega anterior, y por ahora la cosa va muy bien. Se han emitido ya tres episodios, y quedan solo siete para la conclusión, y tampoco pensé en su momento que acabaría por echarla de menos, pero lo cierto es que lo voy a hacer. No sé si volveremos a ver series de piratas en televisión, pero si os gusta el género, dadle una oportunidad, porque esta historia, que se supone que es la precuela de la archiconocida novela de Robert Louis Stevenson, La Isla del Tesoro, es un producto entretenido y que si algo no le falta es acción y tetas. Qué más se puede pedir.

Hand of God

Hand_of_God

Una de las mejores series que ofrece actualmente Amazon, pero de lejos. The Man in the High Castle no termina de despegar, y mientras lo hace, Hand of God concluirá su andadura por el servicio streaming. Tampoco sin hacer mucho ruido, despedirá su historia el próximo 10 de marzo tras una gran primera temporada, y estoy convencido que si han decidido cerrarla tan pronto es porque quieren que la trama acabe en su mejor momento, aprovechar al máximo su buen nivel y no alargarla innecesariamente. Me sorprendió en su día que la serie concluyera tan pronto, viendo otros ejemplos de series extendidas hasta la saciedad, pero quizá sea algo bueno, como decía antes. Además, si queréis ver una historia interesante, con un elenco con grandes nombres, y una historia corta, dadle una oportunidad a Hand of God. Os puede acabar sorprendiendo para bien, y quién sabe, igual si le mandáis un mensaje por Twitter a Ron Perlman os contesta, como me pasó a mí.

Grimm

grimm8

Quién me iba a decir a mí que iba a seguir durante tantas temporadas a la serie de NBC y, sobre todo, que echaría de menos a la misma una vez concluida ésta. Tras cinco temporadas, y más de 100 episodios emitidos, NBC decidía ponerle fin a la historia de Nick Burkhardt y compañía, con una sexta temporada más corta y que cerraría la trama. Me asombraba cada año comprobar cómo iba pasando los diferentes Upfronts, ya que una serie procedimental como es, y con un elemento sobrenatural como principal aliciente, era cuanto menos maleable, y susceptible de irse al traste más pronto que tarde. Pero fiel a su estilo, se mantuvo viva durante todos estos años, y ha tenido tramos de bastante nivel, teniendo en cuenta su base puramente procedimental, aunque en ciertos puntos de la historia han tirado de mitología y han sabido combinar muy bien ambos elementos. Ya se han emitido seis episodios de su temporada final, y la Series Finale está cada vez más cerca. Solo espero en que le den un buen final, y cierren dignamente esta sorprendente serie.

Bates Motel

bates motel

La precuela de Psicosis ha durado más de lo que esperaba, y ha terminado siendo un producto bastante entretenido, y con picos de calidad bastante altos, gracias sobre todo al gran papel de una inspiradísima Vera Farmiga y un escalofriante Freddie Highmore. El producto de A&E comenzará su recta final en cuestión de una semana, y pinta que será muy, pero que muy creepy (solo hay que ver su promo), y encima conectará definitivamente la misma con el film de Alfred Hitchcock. Ha tenido tramos bastante pobres y con alguna sombra que otra, pero el balance final, a falta de la conclusión, es más positivo que negativo, al menos por mi parte. Tengo fe en la última temporada, y espero que cumplan con lo prometido en las promociones, una quinta en la que Norman Bates ya se convierta en el que estaba destinado a ser (si no lo es ya), el siniestro y perturbado hombre que vimos en la cinta original del mítico director. Veremos si está a la altura y cierra adecuadamente la historia.

The Strain

the strain

Normalmente, si FX emite algo me va a gustar. Es una cadena con la que he tenido muy buena relación, ya que algunas de mis series favoritas, o al menos de las más destacadas que he visto, han salido de la misma. Y ha acabado pasando esto con The Strain. La serie que adapta la trilogía de novelas de Chuck Hogan y Guillermo del Toro ha sido una de las mejores producciones de cada verano (época en la que se emite desde sus inicios), y una cita obligada cada semana para sus fans, que han podido disfrutar de un enorme David Bradley en el papel de Setrakian, un gran personaje como es Fet, el asqueroso carisma del villano nazi Eichorst, y sobre todo, quizá el ser más despreciable y odiable de toda la creación de las series, Zack. Olvidaos de Joffrey, Ramsay, Negan, o cualquier otro villano o personaje que no podáis aguantar o que sea cruel y despiadado. Este niño, sin ser un enemigo en la historia, logra ser cargante a más no poder, y conseguir que justifiques en ocasiones el infanticidio. No obstante, más allá de este odio irremediable que siento hacia el maldito crío, The Strain es una historia diferente de vampiros, no tiene nada que ver con increíblemente atractivos chupasangres, o una trama de amor humano-vampiro, sino que es más una plaga que otra cosa, más próxima a The Walking Dead que a True Blood o The Vampire Diaries. Y consigue ser un producto entretenido y con una historia que atrapa y de la que quieres saber más, y con algún punto de altísimo nivel. No tenemos fecha de estreno para la cuarta y última temporada de The Strain, pero apostaría a que la tendremos en verano, para no perder la costumbre.

Halt and Catch Fire

halt and catch fire

Otra serie de AMC que se nos va en este 2017. Pero no es una serie más, como podría ser el caso de Turn, de la que he hablado al comienzo de este artículo. Halt and Catch Fire es quizá el mejor estreno de la cadena desde Breaking Bad, y a la altura o al menos bastante próxima a esta y Mad Men, la otra grande de AMC. Pero, sorprendentemente, año tras año es ignorada sistemáticamente por los que dan los premios, que no la nominarían ni aunque no hubiera más series en televisión. Y es tremendamente injusto, porque la altura de las tramas temporada tras temporada no ha hecho más que aumentar, alcanzando niveles de grandes producciones y no teniendo nada que envidiar a muchas de las llamadas series «top». Y todo gracias a Donna y Cameron, que centraron la atención en ellas en la segunda temporada, y la han acaparado hasta ahora. Y menos mal, porque estamos ante dos de los mejores personajes femeninos de la historia de la televisión; así de claro. Pero es que ellos no se quedan atrás. Joe y Gordon completan un reparto excelente, y un conjunto de personajes magistral. Todas las combinaciones son buenas, no hay ninguna que desentone; da igual que sean escenas de Gordon y Cameron, Cameron y Joe, Joe y Donna, Donna y Gordon, Gordon y Joe, o la ya mencionada de Donna y Cameron; los cuatro personajes son geniales y tienen todos momentos de brillantez. Quién iba a pensar que la historia de los orígenes de la informática iba a colarse en mi lista de mejores series que he tenido la suerte de disfrutar. Y yo que me alegro.

The Leftovers

the leftovers

Esta serie es quizá la más especial de las que os estoy hablando; y matizo especial. Las que van a venir a continuación me supondrán una pérdida más grande, pero The Leftovers ha sabido ganarme desde su primera temporada, que reconozco que mareaba, pero tal y como dije en un artículo el año pasado, ahí está la gracia, no tratar de racionalizar todo lo que te cuenta la serie, porque entonces te vuelves loco. La fe en la serie de HBO es un factor clave para el desarrollo de la misma, y pese a no ser una persona religiosa, reconozco su función centralizadora de la trama, y su papel fundamental en los acontecimientos y en los personajes. Hay que reconocer a la serie su capacidad para conseguir que acabes los episodios más desconcertado que cuando lo empezaste, y pese a todo, que quedes maravillado (si te gusta la serie claro) con la narración, actuaciones, situaciones y la maravillosa música. The Leftovers me ha calado hondo, y en cuestión de 20 episodios la considero esencial en mi lista de series actuales, y cuando acabe, la tendré entre mis imprescindibles, y sé que es arriesgado afirmar esto cuando aún no se ha estrenado la tercera y última temporada (comienza el 16 de abril), pero estoy convencido de que no me va a decepcionar la conclusión de la serie; muy mal lo tendrían que hacer.

Teen Wolf

 teen wolf

Imaginad mi sorpresa cuando escuché hablar de la serie, positivamente, y darme cuenta que en cuestión de un día había visto 8 de los 12 episodios que formaron la temporada inicial de la serie, pese a mis reticencias, basadas obviamente en los prejuicios, que son muy malos. Teen Wolf se emite en MTV, tiene un cast dominado por jóvenes actores, algunos en sus primeros papeles de peso en el mundillo, y con trama sobrenatural tan manida en los últimos años. No obstante, a pesar de tener estos «handicaps», creo que ha sido una de las mejores series que he visto en los últimos tiempos. Así de contundente es mi afirmación, porque así lo creo sinceramente. Y lo considero así porque partiendo de la base de esas tres características básicas, logra imponerse en cuanto a nivel e intensidad de las temporadas a muchas otras series de otras cadenas más importantes, o incluso a otras series del género sobrenatural o teen, por lo tanto, hay que poner en valor eso, porque ese aparente lastre inicial no desluce para nada lo que cuenta la serie. Además, he conocido a un protagonista que es de los personajes más nobles que he visto en televisión, Scott McCall; a un actor como Dylan O’Brien, que destaca por encima del resto de sus compañeros y nos ha dejado a un personaje para el recuerdo, como es Stiles; un villano carismático y genial como es Peter; tramas con una intensidad bestial, como la de la temporada 3B; y por supuesto personajes como Allison, Lydia, Derek, Liam, Argent, Malia, Melissa… Teen Wolf ha acabado por ser una de mis series preferidas de todas las que he visto, y teniendo en cuenta el nivel de algunas de las que he visto años antes, y la cantidad de series que he visto, tiene un mérito bestial, y la echaré mucho de menos. Todavía no hay fecha de estreno de los últimos diez episodios, que concluirán con el capítulo 100 de la serie, para acabar de redondear la faena.

The Vampire Diaries

the vampire diaries

Jamás pensé que duraría tanto, a veces deseé que hubiera terminado ya, y ahora que solo quedan cuatro capítulos, me duele en el alma que se marche. La veterana serie de The CW concluirá el próximo 10 de marzo, tras casi 200 episodios a sus espaldas, concentrados en ocho temporadas. Ha tenido momentos de brillantez, momentos para el olvido, y momentos inolvidables; realmente, bien podría ser como la vida de una persona, que atraviesa diferentes etapas, pero cuando llega a su fin, siempre tiendes a acordarte de lo bueno. Y yo quiero quedarme con eso, con lo que he disfrutado con The Vampire Diaries durante todos estos años, que no han sido pocos. También le quiero agradecer haberme dado la posibilidad de conocer a Nina Dobrev, actriz que sinceramente me fascina y que saltó a la fama gracias a la serie, y busca hacerse hueco en el mundillo de Hollywood tras su paso por la serie (aunque volverá una última vez). También he tenido el placer de conocer a Damon Salvatore, el mejor personaje de largo de la serie e interpretado de forma estupenda por Ian Somerhalder, que ha terminado siendo productor de la misma y ha llegado a dirigir algún que otro episodio, entre los que destaco el 7×10, Hell is Other People, uno de los mejores capítulos de la temporada pasada y uno de los mejores de la serie. Y sobre todo, destaco de estos últimos años el haber sabido reinventarse tan bien pese a la marcha de Elena de la serie; la séptima temporada fue la mejor en años y esta octava va camino de cerrarse de forma muy digna, que es lo que le pedía y rogaba a la serie cuando atravesaba su peor racha (entre la cuarta y sexta temporada). Muy mal lo tienen que hacer para que la recta final de la serie no me guste, y espero que el final esté a la altura, y se cierre como toca. Por ahora, la cosa va bien, pero falta dar la puntilla. Saber que su final está tan cerca me resulta difícil, pero al mismo tiempo me gusta, porque tras una mala época, la serie se ha redimido, y eso me da más fuerzas para encarar la recta final. Va a ser muy duro despedirse de los Salvatore tras todos estos años, pero si lo hacen bien, me sabrá mejor su marcha.

Comparte: