Pilotos: Mary Kills People

Pilotos: Mary Kills People

Seguimos analizando los pilotos que nos trae este año recién empezado y del que ya hemos podido disfrutar de los primeros episodios de series muy esperadas como “Taboo” o “Emerald City”. Hoy es turno de un estreno bastante desconocido, fruto de la televisión canadiense, hablamos de “Mary Kills People”.

La serie nos presenta a Mary Harris, una madre soltera que es doctora en un hospital pero que fuera de él, le ofrece a pacientes en estado terminal acabar con su vida de forma indolora a cambio de una sustanciosa cantidad de dinero. En este trabajo secreto está asociada con Des, un cirujano plástico que tuvo problemas con las drogas en el pasado y que se encarga de suministrarla el pentobarbital necesario para llevar a cabo las eutanasias.

Casi es imposible no pensar en “Dexter” al leer la sinopsis, pero poco o nada se parecen por lo visto en el piloto de esta “Mary Kills People”. En ningún momento da la sensación de estar viendo una serie oscura y el estilo de narración es totalmente distinto al de la recordada serie de Showtime; aquí no se recrean en las muertes de los pacientes, los pesonajes lo ven como un servicio hacia la humanidad con el fin de aliviar el sufrimientos de sus pacientes.

“Mary Kills People” en cuanto a los personajes dispone de todos los clichés de series sobre madres solteras: ex-marido con su nueva novia, hija pequeña e hija adolescente, lo que viene siendo la clásica familia estándar en estas ficciones. Pero el foco principal está en Mary, su socio y Joel, un nuevo paciente que quiere contratar sus servicios pero que esconde algún que otro secreto. Del reparto destacar como caras conocidas a Caroline Dhavernas (“Hannibal”) y Jay Ryan (de la infame “Beauty and the Beast”).

Me gusta el comienzo que tiene la serie, es directo y no se anda con tonterias en el piloto, prácticamente presentan todas las posibles tramas durante 45 minutos y sólo puedo decir que aunque alguna sea muy predecible, me parecen muy interesantes. Es probable que esto se deba a que la primera temporada dispondrá de 6 capítulos, por lo que no es conveniente ralentizar las cosas con tan poco margen.

El piloto cumple con creces y logra el objetivo principal de cualquier primer episodio, dejarte con ganas de saber cómo continúa. Me da miedo que alguna trama engulla a las demás o que se haga corta la temporada teniendo en cuenta todo lo que plantean, pero bien llevado podemos estar ante una serie que tiene potencial para ser terriblemente adictiva.

Comparte: