Recomendaciones veraniegas

Varias series

El verano ya llegó, ya llegó, ya llegó … oh wait … se está acabando, pero aun así queda un mes para que las primeras series de la próxima temporada televisiva empiecen a emitirse, así que mientras esperamos, la oferta seriefila de la que disponemos en esta época del año se reduce a las emisiones veraniegas (en su mayoría de cadenas de cable aunque alguna que otra network se ha animado a empezar a aprovechar también este período) y en ponerse al día con series atrasadas o finalizadas. Así que de parte del equipo de Casa Spammer os traemos unos análisis de algunas de esas series que hemos disfrutado nosotros este verano y que pueden veniros muy bien en este mes de secano que queda.

Penny Dreadful (Maria Lage)

Penny Dreadful

Los Penny Dreadful son un tipo de novelitas morbosas, cruentas y sangrientas que se vendían a un penique en la Inglaterra del siglo XIX, eran todo un éxito entre el gran público. Penny Dreadful es una magnífica serie ambientada en un oscuro Londres victoriano, que comparte con esas novelas cierto toque sórdido, alguna que otra víscera, un buen número de cadáveres y muchísimo entretenimiento de calidad. Es una delicia disfrutar de las continuas referencias a la cultura popular y a la literatura de la época, que la serie hace continuamente.

Los personajes son sorprendentes y complejos, pero a su vez transparentes al espectador, quien empatiza con todos, incluso con los más inesperados. Los episodios duran lo que tienen que durar, hay ritmo, acción y grandes historias. Las temporadas son lo suficientemente cortas como para dejar siempre con ganas de más.

La trama se sumerge totalmente en lo sobrenatural. De hecho, en Penny Dreadful, se dan cita innumerables elementos sobrenaturales: los típicos y otros no tan típicos. El resultado no es un revoltijo de ideas inconexas sino una obra perfectamente orquestada donde nadie desafina ni una nota.

Malviviendo (Daniel Bernat)

malviviendo

Si al leer el nombre de la serie de la que os voy a hablar, la habéis reconocido, significa que tenéis la suerte de conocer algo acerca de ella. Bien por un comentario de un amigo que la ha visto, bien porque has leído opiniones sobre ella en algún foro o página web o, tal vez, porque has tenido la suerte de verla.

Malviviendo es una producción nacional, hecha por personas corrientes, con sus propios y limitados medios, y que sin embargo, no tiene nada que envidiar a las grandes producciones españolas, e incluso a superproducciones norteamericanas. Durante tres temporadas de diez episodios cada una (con una extensión por episodio que no suele superar la media hora o cuarenta minutos, salvo en ocasiones puntuales), David Sainz, David Valderrama, Miguel Jerez y Carlos Medrano nos cuentan las vivencias de un grupo de amigos en el inventado (aunque no tanto) barrio de Los Banderilleros en Sevilla, rodeados de drogas, mala vida, propias de los barrios bajos de una gran ciudad. El género, aunque parezca mentira con la ambientación mencionada es la comedia, y como he dicho antes, no tiene absolutamente nada que envidiar a muchas comedias archiconocidas, y con muchísimo más presupuesto que Malviviendo. La podéis ver completa en su canal de Youtube.

Citando al compañero Iván Cuerva: “Malviviendo es incomparable con cualquiera. La única limitación que tienen es el presupuesto; escriben lo que quieren y hacen lo que quieren; no hay cadena ni productores detrás que molesten”. No podría estar más de acuerdo. Como dato curioso, hay que destacar el dinero que se gastaron en hacer el piloto de la serie: fueron 40€. Con unos medios limitadísimos, estos chicos hacen una joya que ya quisieran muchas de las grandes cadenas tener en sus manos. Otro punto fuerte de la serie, es que se nota que está hecha por personas que ven series y películas. Los guiños a éstas son constantes a lo largo de la misma, sin contar los treinta openings diferentes con que abren cada episodio, y que son adaptaciones de series tan conocidas como Game of Thrones, Boardwalk Empire, Dexter, Friends o The Sopranos, por destacar algunas.

Lo que quiero dejar claro al hablar de la serie es que no sólo en Estados Unidos o Inglaterra se hacen buenas series. Este es el ejemplo más claro, que sin pertenecer a ninguna cadena de las que hay en nuestro país, y hecha con limitaciones económicas, pero no en lo imaginativo, se puede hacer un producto estupendo, digno y de lo más disfrutable. Si queréis ver alguna serie española, corta y divertida, Malviviendo es vuestra serie.

Jorsdkott (Rubén García)

jordskott

Lo más complicado a la hora de hablar de una serie desconocida para el gran público es despertar el suficiente interés (y/ó curiosidad) para empezar a verla, más teniendo en cuenta la gran oferta televisiva que disponemos en la actualidad y que no para de crecer año tras año. Si a eso le añadimos que la serie en cuestión viene de tierras escandinavas, en concreto de Suecia, la tarea para convencer al posible futuro espectador puede ser bastante peliaguda, sobre todo si es neófito en estas producciones del norte de Europa. En mi caso particular fue el saber que Javier Olivares (el co-creador del éxito español “El Ministerio del Tiempo” y al que considero uno de los gurús seriéfilos de este país) la recomendaba como una de las mejores series de este 2015, pero entiendo que eso no sea suficiente para la mayoría y haya que indagar un poco más en la propia serie en sí para poder darle al menos una oportunidad.

¿Y de qué va la serie? Pues es una muy buena pregunta. Durante gran parte de la 1ª temporada, que consta de 10 capítulos de una hora aproximada de duración, no sabremos dar una respuesta certera a esa pregunta y ahí realmente reside gran parte de su encanto. Porque si por algo se puede recomendar Jordskott es por su tremenda ORIGINALIDAD, que no se parece a nada de lo que hayas visto con anterioridad. Y eso que su premisa inicial (niño/a desaparece y comienza una investigación para dar con su paradero) está más que trillada en la ficción americana y británica… ¿En qué cambia entonces Jordskott? Pues hay que ver la última -y shockeante- escena del primer capítulo para entenderlo y sorprenderse con el gran cambio de género que se produce en la serie tras ese momento, algo que no suele verse en prácticamente ninguna producción televisiva, que empiezan y terminan respetando un mismo género.

Decir algo más sobre el contenido de la serie sería estropear la magia y el misterio que envuelve al pueblo donde suceden los hechos y a los peculiares personajes que en él habitan, creando su propia mitología, que inicialmente puede ser bastante difícil de comprender…y aquí es donde daré un aviso para navegantes: hay que tener paciencia en los primeros capítulos pues las tramas pueden avanzar de forma lenta y pausada, dando la sensación errónea que no pasa nada, a lo que se suma que igual se siga sin entender cuál es su trama central. Es completamente normal. La buena noticia es que a mitad de temporada, da un inesperado volantazo, serializando la trama, lo que ayuda bastante a comprender todo lo que está ocurriendo y disfrutando de una recta final de órdago, llena de giros y sorpresas, y con un final más que satisfactorio y cerrado, aunque lo más probable es que tenga 2ª temporada. Lo dicho, si te quieres sorprender con un producto original y fantástico, Jordskott te encantará.

Halt and Catch Fire (Iván Cuerva)

3593622527001_4188865558001_halt-and-catch-fire-season-2-joe-pace-cameron-davis-blog

¿Qué hace buena a una serie? ¿El guión? ¿Los actores? ¿La dirección? ¿La capacidad de adaptarse? ¿Una mezcla de todo? La AMC es una cadena de la que es muy difícil fiarse, capaz de lo mejor (Breaking Bad) y de lo peor (The Walking Dead), pero el año pasado después de mucho intentarlo dió con la tecla que la ha devuelto a ser una cadena a volver a tener en cuenta en el panorama televisivo. “Halt and catch fire” ha pasado de ser una sorpresa a consagrarse a la altura de las grandes ficciones, no solo de cadena, sino de la televisión en general.

En su primera temporada nos presentaban a Gordon (un ingeniero de hardware venido a menos), a Cameron (una joven programadora idealista) y a Joe (un manipulador visionario más cercano al marketing que al desarrollo informático) unidos por el proyecto de sacar a la venta el primer ordenador portátil a principio de los 80’. La serie lejos de tener el ritmo lento que parecía indicar, nos sumergía en los problemas tanto del desarrollo del producto como personales entre el equipo con una facilidad pasmosa, ayudada con la progresiva aparición de Donna, la mujer de Gordon brillantemente interpretada por Kerry Bishé. La serie aún estando un escalón por debajo de las grandes mostró maneras que hacían presagiar lo que en este año he podido ver.

En el final de la temporada pasada sembraron la semilla y en esta han recogido los frutos, era difícil encontrar un planteamiento capaz de superar a su carta de presentación, así que directamente se reinventaron cambiando totalmente los roles de los personajes convirtiendo a Donna y Cameron en las absolutas protagonistas de la serie y relegando a Joe y Gordon a meros secundarios, una decisión a priori arriesgada pero que ha resultado todo un acierto. Mutiny le ha dado el salto de calidad a “Halt and Catch Fire” para colocarla entre las series de primer nivel, haciéndonos sufrir por una empresa que queriendo ser el futuro tiene que luchar contra el gris mundo de los negocios.

Con la incógnita de si será renovada o no por la cadena, “Halt and Catch Fire” se ha consagrado como una de las mejores series de 2015 mostrándonos el origen de una tecnología que es cotidiana para nosotros desde los ojos de unos personajes adelantados a su tiempo que ayudaron a crearla.

Comparte: